Nacional

Pablo Aránguiz cuida a su barrio en la pandemia

El volante de 23 años, una de las figuras de la Universidad de Chile, ha tenido un activo rol de ayuda a la gente de La Chimba, lugar donde creció. "El tema coronavirus se escapó de las manos en el país", dijo el jugador.

Pablo Aránguiz cuida a su barrio en la pandemia(FELIPE ZANCA/PHOTOSPORT, PHOTOSPORT CHILE)

Pablo Aránguiz cuida a su barrio en la pandemia | FELIPE ZANCA/PHOTOSPORT, PHOTOSPORT CHILE

Entre Recoleta e Independencia, con presencia en ambas comunas, pasó sus primeros años y creció Pablo Aránguiz. El volante de 23 años no ha quedado ajeno a la situación respecto al coronavirus, que ha dejado 4 mil 502 personas fallecidas en Chile. "Ese tema se escapó un poco de las manos en el país", afirmó el mediocampista de la Universidad de Chile.

Precisamente a raíz de esa visión, el jugador surgido en las divisiones menores de la Unión Española prestó ayuda al sector Ángela Davis en la comunidad donde vive. "He aportado con las ollas comunes que se han hecho. Ayer mismo fui a sanitizar todo el pasaje donde vivo y todo mi barrio. En ese sentido estoy muy activo con la ayuda, cuidándome para no contagiarme", dijo el "22" de los azules.  

"He aportado con las ollas comunes que se han hecho. Ayer mismo fui a sanitizar todo el pasaje donde vivo y todo mi barrio. En ese sentido estoy muy activo con la ayuda, cuidándome para no contagiarme".

En aquel lugar, Aránguiz forjó una amistad con Jaime Carreño, Jeisson Vargas y Carlos Lobos, con quienes todavía mantiene un contacto muy cercano. Sobre todo con el primero de ellos, a quien le dedicó un gol cuando falleció su pequeño hijito.

Comentarios