Nacional

Everton festejó después de 32 años

El cuadro viñamarino logró su cuarto Campeonato Nacional tras derrotar en la final del Clausura 2008 a Colo Colo, que buscaba su pentacampeonato.

Por Diego Machuca

El último campeonato de Everton había sido en 1976.

El último campeonato de Everton había sido en 1976.

El Campeonato Nacional está detenido por el coronavirus y en CDF.cl te queremos recordar las mejores gestas del fútbol chileno en Momentos Épicos.

"Cuando llegué a Everton, lo que menos me imaginé es que íbamos a salir campeones en el primer torneo. Tenía muy pocas expectativas en cuanto a eso", comentó Ezequiel Miralles, goleador del equipo que levantó el título.

Es que el Torneo de Clausura 2008 parecía más de lo mismo visto en los últimos dos años: Colo Colo sin hacer una gran fase regular, repuntaba en playoffs y ganaba el certamen. Al menos eso se daba a entender con la victoria de los albos por 2-0 en la final de ida que los dejó al borde del pentacampeonato, pero Everton tenía algo que decir en casa y dio vuelta la serie.

Los viñamarinos siempre vinieron desde atrás, pues en la fase regular terminaron quintos con diez partidos ganados, dos empatados y siete perdidos. En cuartos de final se enfrentaron a un Audax Italiano plagado de estrellas, donde cayeron 3-0 en el casa, pero dieron remontaron tras golear por 4-1.

En semifinales, se vieron las caras con la Universidad de Chile: empataron 1-1 en Viña del Mar y vencieron por 3-1 en el Estadio Nacional con un hattrick de Ezequiel Miralles, una de las figuras y goleador del equipo.

"Hacer trece goles creo que es una cifra muy importante y también Cristián Canío que hizo doce, que dos delanteros tengan esa cantidad de goles te permite pelear un campeonato y lo terminamos ganando", dijo el ex atacante que luego defendería los colores albos.

Otros jugadores que destacaron en el conjunto dirigido por Nelson Acosta fueron Johnny Herrera, Leandro Delgado, Jaime Riveros y el propio Canío.

El elenco “oro y cielo” debió visitar el Estadio Monumental en la final de ida, donde perdieron por 2-0 y el pentacampeonato de Colo Colo parecía cada vez más cerca.

Sin embargo, Everton tuvo la última palabra y, en un partido histórico para el fútbol nacional, remontaron y golearon por 3-0 con dos tantos del propio Miralles y uno de Riveros en el Estadio Sausalito.

El 3 de junio de 2008 fue la fecha a enmarcar para los viñamarinos, pues salieron campeones tras 32 largos años, sumó su cuarta estrella y fue un Momento Épico del balompié chileno.

Comentarios