Nacional

El primer bicampeonato cruzado

Universidad Católica rompió una larga sequía sin títulos en 2016 junto a Mario Salas en la banca, cuando conquistaron el emocionante torneo de Clausura. No obstante, la satisfacción sería completa a fin de año tras abrochar el Apertura y sellar una temporada inolvidable.

Avatar del

Por Matías Otey G.

Junto a Mario Salas, la UC dejó atrás dos años de fracasos y logró el bicampeonato en 2016.

Junto a Mario Salas, la UC dejó atrás dos años de fracasos y logró el bicampeonato en 2016.

El 2016 es un año que trae gratos recuerdos a la memoria de los hinchas de Universidad Católica. Con Mario Salas en la banca, el elenco estudiantil dominó el fútbol chileno aquella temporada, en la que consiguió un hito inédito en su historia: el primer bicampeonato.

Sin embargo, no todo fue perfecto para los Cruzados. Luego de un inicio dubitativo en el Clausura, poco a poco los pupilos del “Comandante” lograron instaurar su juego con una figura excluyente: Nicolás Castillo. El renquino, quien había regresado de Europa, vivió un segundo aire en Chile y se transformó en el goleador del equipo.

No obstante, el torneo fue esquivo hasta la última fecha de ese torneo y tuvo un desenlace dramático. O’Higgins tenía la primera opción para conseguir la segunda estrella en su historia, pero al frente apareció la Universidad de Concepción, que golpeó dos veces al elenco de Cristián Arán y lo privó del campeonato.

En paralelo, la UC no podía doblegar a Audax Italiano en San Carlos de Apoquindo, hasta que apareció David Llanos. El formado en Huachipato fue crucial en ese encuentro y con un gol y una asistencia para José Pedro Fuenzalida, los pupilos de Salas dejaron atrás seis años de sequía en el balompié nacional.

El Apertura sería un torneo de consagración para el combinado de la precordillera. Con la incorporación de Diego Buonanotte, Castillo encontró a su socio ideal y finalizó el año como el máximo artillero del fútbol chileno. En Temuco, Universidad Católica doblegó por 2-0 a Deportes Temuco y consiguió los primeros dos títulos consecutivos en su historia.

Además, la escuadra del ex DT de la Roja Sub 20 logró la Supercopa de ese mismo año ante su clásico rival, Universidad de Chile, en una final que se disputó en el Ester Roa. Sólo les faltó conseguir la Copa Chile, torneo en el cual quedaron eliminados en semifinales ante Colo Colo, que a la postre se quedó con el trofeo.

Jugadores como Nicolás Castillo, Guillermo Maripán, Diego Buonanotte y José Pedro Fuenzalida, entre otros, fueron los pilares de un elenco que fue claro dominador durante todo 2016, y que venía de dos fracasos consecutivos junto a Mario Salas. Sin duda, un momento épico para recordar.

Comentarios