Nacional

"Cuando llegué, sentí que me conocía hasta el que riega el pasto"

Ronald de la Fuente, lateral izquierdo que arribó a Colo Colo desde la Universidad de Concepción, contó que ese traspaso fue un gran cambio en su vida. También profundizó en su etapa en el Campanil, con el que fue subcampeón en 2018. 

Ronald de la Fuente suma 20 partidos jugados desde que llegó a Colo Colo en enero de 2019.(Javier Vergara/AgenciaUno, Javier Vergara/AgenciaUno)

Ronald de la Fuente suma 20 partidos jugados desde que llegó a Colo Colo en enero de 2019. | Javier Vergara/AgenciaUno, Javier Vergara/AgenciaUno

Ronald de la Fuente ha jugado cinco de los siete partidos que Colo Colo disputó en el Campeonato Nacional 2020. En enero de 2019, muy poaco tiempo después de Mario Salas, el lateral izquierdo dejó la Universidad de Concepción para desembarcar en el Estadio Monumental. A los 28 años (hoy tiene 29), sintió un cambio muy grande en su vida a raíz de ese traspaso.

Según contó en un diálogo con La Pelota es Mía, el ex carrilero zurdo de Deportes Iberia pasó de ser un equis en la calle casi a lo opuesto. "Un día no te conoce mucha gente y al otro día todo lo contrario. Después que se anunció que llegaba fue un tema impresionante, sentía que me conocía hasta el que estaba regando el pasto. Y llegué a compartir camarín con compañeros que siempre he admirado y los veía en la Selección", afirmó el oriundo de Talcahuano. 

"Un día no te conoce mucha gente y al otro día todo lo contrario. Después que se anunció que llegaba fue un tema impresionante, sentía que me conocía hasta el que estaba regando el pasto. Y llegué a compartir camarín con compañeros que siempre he admirado y los veía en la Selección".

Pero también abordó su etapa en el Campanil, donde jugó cuatro temporadas antes de enrolarse en el Cacique. "En 2018 fuimos partido a partido y siempre se nos criticó eso. Ese año partimos mal y no teníamos otra que dar vuelta la situación. Llegamos a tener muchos triunfos consecutivos y a salir a la cancha sabiendo que íbamos a ganar". Ese año, el cuadro dirigido por Francisco Bozán fue subcampeón de la Universidad Católica: obtuvo 58 puntos, contra las 61 unidades de los cruzados. 

Comentarios