Nacional

"Con lo de Blandi, se me vino a la mente la agresión que sufrí"

Rubén Martínez, trigoleador del fútbol chileno, campeón de América en 1991 con Colo Colo, recibió un piedrazo en un amistoso ante Boca Juniors en el Estadio Monumental en 1993. Su caso es parecido al del actual delantero herido. 

Por Diego Machuca

Rubén Martínez fue enfático al señalar que quienes provocaron los incidentes son delincuentes.

Rubén Martínez fue enfático al señalar que quienes provocaron los incidentes son delincuentes.

Rubén Martínez tiene un espacio importante en la historia de Colo Colo. Fue campeón de América, seleccionado nacional y, además, ganó tres veces el trofeo a goleador del Campeonato Nacional (1989, 1990 y 1991). 

Luego de los incidentes de este domingo en Macul, el ex delantero recordó cuando vivió una situación similar con la barrabrava de los colocolinos. El artillero fue agredido de un piedrazo en un amistoso con Boca Juniors y es uno de los grandes ídolos del Cacique que han sido víctimas de hechos de violencia, tal como le pasó a Marcelo Barticciotto en una recordada imagen de un empujón en los estacionamientos. 

Martínez, quien se dio un tiempo para conversar con CDF.cl, recordó ese hecho que aún lo marca 27 años después. 

Con lo de Blandi, se me vino a la mente la agresión que sufrí, dañó mi integridad”, expresa. En esa ocasión, Colo Colo recibió a los xeneizes en un partido amistoso para tranquilizar el tenso ambiente que quedó tras las semifinales de 1991.

Cuando corría el minuto 85, desde las gradas lanzaron una piedra que impactó al trigoleador. “En un tiro de esquina cayó un proyectil y me golpeó. Son cosas que no pueden pasar, da igual a quien iba dirigido”, afirma.  “Un sector de la barra fue a mi casa a pedir disculpas por el error que cometieron”, agrega el ex atacante, entendiendo que Blandi también recibió las disculpas de la barra por el incidente con fuegos artificiales que terminó hiriéndolo en las piernas. 

"Es tragicómico que haya caído un celular, pudo haber sido algo mucho peor. Si hay 800 personas y 20 son las violentas, tienen que identificarlas. No estamos hablando de hinchas, son delincuentes”, cerró. 

Comentarios