Internacional

Virgil Van Dijk casi murió cuando era veinteañero

El defensor holandés, clave en el Liverpool, reveló un episodio desconocido de su vida: cuando jugaba en el Groningen, una apendicitis estuvo a punto de matarlo. "Firmé una especie de testamento", admitió. 

Virgil Van Dijk llegó en diciembre de 2017 al Liverpool, que desembolsó 84.5 millones de euros para quedarse con el defensor del Southampton.

Virgil Van Dijk llegó en diciembre de 2017 al Liverpool, que desembolsó 84.5 millones de euros para quedarse con el defensor del Southampton.

Virgil Van Dijk tiene 28 años. Y qué duda cabe, el holandés es uno de los mejores defensores del mundo. Su rendimiento en el Liverpool lo confirma cada vez que juega, pues es una pieza clave del elenco que dirige Jürgen Klopp, que tiene 25 puntos de ventaja sobre el Manchester City en la Premier League. 

Pero el zaguero nacido en Breda tuvo algunas experiencias desconocidas en su carrera, que cuenta pasos por el Southampton de Inglaterra, el Celtic de Escocia (que mostró interés en Claudio Bravo) y el Groningen de Holanda, donde coincidió con el lateral derecho de la UC Stefano Magnasco. Cuando tenía 20 años, una apendicitis que derivó en peritonitis e infección renal estuvo a punto de matar al capitán de la "Oranje". 

"Aún recuerdo estar tumbado en esa cama. Lo único que podía ver eran un montón de tubos saliendo de mí. Mi cuerpo estaba destrozado y no podía hacer nada. En ese momento se te vienen a la cabeza los peores escenarios. Mi vida estuvo en peligro, en algún momento tuve que firmar una especie de testamento. Nadie quiere hablar de eso, pero había que hacerlo", 

"Mi vida estuvo en peligro, en algún momento tuve que firmar una especie de testamento. Nadie quiere hablar de eso, pero había que hacerlo".

En la presente edición de la máxima categoría del fútbol inglés, Van Dijk ha disputado 29 partidos: marcó cuatro goles y entregó una asistencia. También suma 33 partidos con el equipo nacional holandés, donde anotó un póquer de conquistas. 

Comentarios