Internacional

"Sentí que Sampaoli perdió el norte en Rusia 2018"

Marcos Rojo, autor del gol que salvó a la Selección de Argentina de volver en primera ronda de la Copa del Mundo, hizo un sincero análisis de lo que vivió el casildense como DT de su país natal. 

Argentina pasó a los octavos de final del Mundial de Rusia como escolta de Croacia en el Grupo D: la albiceleste sumó cuatro puntos en tres presentaciones.(Yang Lei/XINHUA/AGENCIAUNO, Yang Lei/XINHUA/AGENCIAUNO)

Argentina pasó a los octavos de final del Mundial de Rusia como escolta de Croacia en el Grupo D: la albiceleste sumó cuatro puntos en tres presentaciones. | Yang Lei/XINHUA/AGENCIAUNO, Yang Lei/XINHUA/AGENCIAUNO

Nadie lo puede creer. Lionel Messi salta en la espalda del inédito héroe. Marcos Rojo acaba de anotar el gol del triunfo. Argentina supera por 2-1 a Nigeria a falta sólo de algunos minutos para el final. La albiceleste avanza a los octavos de final. Y Jorge Sampaoli puede respirar aliviado. Su equipo evita el desastre que significa volver de una Copa del Mundo en primera ronda. Rusia 2018 sigue vivo para la "Pulga" y los suyos. 

"No teníamos un plan. Cuando nos empataron se nos vino todo abajo. Fue la suerte, me pusieron ahí para hacer ese gol", contó el héroe de aquel ya lejano 26 de junio de 2018 en una entrevista con Infobae. Y profundizó en el análisis respecto al casildense y la forma que tuvo de conducir el equipo en el certamen de selecciones más importante del planeta. En aquel aspecto, eso sí, la evaluación estuvo lejísimos de ser positiva. La ronda de 16 mejores fue el techo para el combinado del hoy DT de Atlético Mineiro de Brasil.  

"En Rusia no salieron las cosas de entrada. Después se hicieron muchos cambios con Croacia. Me tocó salir a mí, a Ángel (Di María) y a Lucas (Biglia). Cuando metes mano así, es jodido. Si no te sale bien, pierdes toda la credibilidad del plantel", manifestó Rojo, quien por estos días milita cedido a préstamo en Estudiantes de La Plata. Nota aparte: los balcánicos golearon por un inapelable 3-0 a los trasandinos. 

Pero el zaguero zurdo de 30 años no se quedó sólo con eso. "Yo sentía que Sampaoli había perdido un poco el norte y no sabía cómo seguir. Se veía que la relación con Beccacece no era la mejor y eso al grupo le influía un montón. La charla fue para eso, decirle que no lo estábamos entendiendo y que se le notaba perdido. La idea fue que comprendiera que estábamos en un momento complicadísimo y no lo íbamos a sacar de otra manera que no fuera juntos. Los grandes tenían que dar la cara, no era el momento de apostar por algo raro. Él lo aceptó de la mejor forma, sabiendo que teníamos razón", fue la opinión de Rojo, cuyo pase todavía pertenece al Manchester United, club donde coincidió con Alexis Sánchez

"Yo sentía que Sampaoli había perdido un poco el norte y no sabía cómo seguir. Se veía que la relación con Beccacece no era la mejor y eso al grupo le influía un montón. La charla fue para eso, decirle que no lo estábamos entendiendo y que se le notaba perdido".

De todas formas, ese triunfo ante Nigeria fue un bálsamo que tuvo un brevísimo efecto, pues en los octavos de final, Francia despachó a Argentina por 4-3 y acabó con las aspiraciones de un equipo que, al parecer, no tuvo mancomunión para lograr el éxito. 

Comentarios