Internacional

"Le pegué por racista": Neymar se arrepiente...de no haberle dado en la cara a Álvaro

El delantero del París Saint-Germain estuvo metido en una tremenda polémica en el clásico ante el Olympique de Marsella que perdieron los de la capital gala. En el partido hubo cinco jugadores expulsados.

 

El PSG comenzó muy mal la Ligue 1: cosecha dos derrotas en igual número de partidos.

El PSG comenzó muy mal la Ligue 1: cosecha dos derrotas en igual número de partidos.

Sobre los instantes finales del partido que el Olympique de Marsella le ganó al París Saint-Germain se produjo un feo embrollo. De hecho, aquella situación terminó con cinco futbolistas expulsados: tres del lado del PSG y dos del elenco vencedor, que le propinó su segunda derrota consecutiva a los pupilos de Thomas Tuchel al cabo de dos jornadas en la Ligue 1 gracias a un solitario gol de Florian Thauvin.
                                                   

Layvin Kurzawa y Leandro Paredes fueron los dos que recibieron tarjeta roja en los parisinos cuando se jugaban los 90'+7, mientras que Jordan Amavi y Darío Benedetto fueron sancionados con el mismo color en el cuadro marsellés. Dos minutos más tarde, el árbitro del encuentro, Jerome Brisard, le enseñó la salida a Neymar.

¿Pero por qué? La explicación que dio el crack brasileño al salir fue "le pegué por racista". ¿A quién? Al defensor español Álvaro González. De hecho, con el correr de las horas, las aguas parecen no haberse calmado. Todo lo contrario. "El VAR muestra claramente mi agresión, pero quiero ver al racista cuando me dijo 'mono hijo de puta'. De lo único que me arrepiento es de no haberle dado en la cara", sostuvo el ex delantero del Barcelona.
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hola ‘Clásico’ ��⚔️

Una publicación compartida de Álvaro González (@alvarogonzalez_) el

La respuesta del hispano, eso sí, también llegó: "A veces hay que aprender a perder y aceptar lo que ocurre en el campo. Aquí no hay lugar para el racismo", manifestó el zaguero de 30 años, quien llegó a la máxima categoría francesa desde el Villarreal. 

Comentarios