Internacional

Murió el "Pelusa": las imborrables frases de Diego Armando Maradona

El indeleble crack argentino no resistió un paro cardiorrespiratorio y falleció a los 60 años. Acá, algunas de sus declaraciones que lo marcaron en su frenética vida. 

Falleció Diego Armando Maradona a los 60 años a raíz de un paro cardiorrespiratorio.(PHOTOSPORT/PHOTOGAMMA, WWW.PHOTOSPORT.CL)

Falleció Diego Armando Maradona a los 60 años a raíz de un paro cardiorrespiratorio. | PHOTOSPORT/PHOTOGAMMA, WWW.PHOTOSPORT.CL

"Si me muero, quiero volver a nacer y ser futbolista. Y volver a ser Diego Armando Maradona. Soy un jugador que le ha dado alegría a la gente y con eso me basta y me sobra", manifestó alguna vez el imborrable "10" de la Selección de Argentina, quien a los 60 años, falleció a raíz de un paro cardiorrespiratorio que su cuerpo no aguantó. 
 


Pero esa, evidentemente, no fue la única vez que el nacido en Villa Fiorito se hizo notar con el micrófono en la mano como tantas ocasiones hizo con la pelota en su pierna zurda.  "Mis sueños son dos: el primero es jugar en el Mundial. Y el segundo, salir campeón de Octava y lo que siga en el campeonato este", dijo cuando daba sus primeros pasos en la actividad en las inferiores de Argentinos Juniors. Vaya si lo logró, pues fue una figura estelar en la obtención de la Copa del Mundo de México de 1986 con la Albiceleste. 

Y en su despedida del fútbol, en 2001, Maradona hizo una especie de mea culpa. "El fútbol es el deporte más lindo y más sano del mundo. Que eso no le quepa la menor duda a nadie. Porque se equivoque uno, no tiene que pagar el fútbol: yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha". Uno de esos errores fue dar positivo por cinco sustancias prohibidas en el Mundial de Estados Unidos 1994, todas derivadas de la efedrina, un estimulante cuyo consumo no está permitido. 

"No quiero dramatizar, pero créeme que me cortaron las piernas. A mí, a mi familia y los que están y siguen al lado mío. Nos sacaron del Mundial, nos sacaron la ilusión y probablemente me alejaron del fútbol. No sé si quiera otra revancha. Estoy destrozado. Quiero dejarle claro a los argentinos que no corrí por la droga, lo hice por la corazón y la camiseta", expresó el "Diegote", a quien la primera vez que apareció en algún medio de comunicación, lo bautizaron como "Caradona", tal como cuenta en la biografía Yo soy el Diego de la gente que los periodistas Daniel Arcucci y Ernesto Cherquis Bialo escribieron.  

"Cuando dicen que soy Dios yo respondo que están equivocados: soy un simple jugador de fútbol. Dios es Dios y yo soy Diego. tengo línea directa con el Barba", manifestó ante la idolatría, que lo erigió en una verdadera deidad, que había en torno a su figura. "Sólo les pido que me dejen vivir mi propia vida. Yo nunca quise ser un ejemplo", afirmó para pedir clemencia a los cuestionamientos. "¿Sabés qué jugador habría sido si no hubiera tomado drogas?", lanzó con un dejo de arrepentimiento de alguien consciente que no dio su máximo potencial, pese a las innumerables evidencias de su calidad sobrenatural. "¿Quién es Dios? El que se llevó a mi vieja", respondió alguna vez. Y ahora, podrá juntarse, quién sabe dónde, una vez más con la "Tota". 

Comentarios