Internacional

El futuro de Eduardo Vargas depende del coronavirus

El presidente del Tigres dijo que no sabe si podrán mantener a todos los jugadores debido a la crisis asociada a la pandemia.

Vargas tiene contrato hasta junio de 2021, pero cualquier cosa puede pasar en Tigres.

Vargas tiene contrato hasta junio de 2021, pero cualquier cosa puede pasar en Tigres.

El coronavirus motivó a la dirigencia del fútbol mexicano a declarar la cancelación de la Liga MX. Así, la pandemia impidió que culminara el Torneo de Clausura azteca, que será declarado desierto, aunque sí se respetarán las posiciones para la clasificación a torneos internacionales.

El panorama, sin embargo, no es alentador para los clubes. Y es que la finalización anticipada del certamen supone una merma económica importante, que tiene a los elencos repensando estrategias para afrontar el futuro.

Uno de los primeros en abordar el tema públicamente fue el Tigres de Eduardo Vargas. En diálogo con el diario Medio Tiempo, Miguel Garza, presidente del club del delantero chileno, se refirió a las complicaciones financieras que se vienen a raíz de la crisis sanitaria y cómo esperan hacerle frente.

De acuerdo al directivo, el club está en una etapa de evaluación para saber a qué jugadores podrá mantener con miras al Campeonato de Apertura, no pudiendo garantizar la continuidad de todos los futbolistas. 

"La intención es que se queden todos, es la voluntad, pero no depende de nosotros, depende de que cada jugador pueda llegar a un acuerdo con el club", dijo Garza, adelantando que podrían venirse cambios también en los contratos. "Hay que plantear la nueva situación que vivimos en el país, la cuestión de salud, mental, económica... Hay muchos factores que ahora se involucran para tomar decisiones", añadió el dirigente.

De cualquiera manera, Vargas mantiene contrato vigente con la institución, un vínculo que rige hasta junio del próximo año, aunque cualquier cosa puede pasar en la etapa posterior a la pandemia, donde todos los clubes deberán enfrentar una nueva realidad financiera.

Comentarios