Internacional

El chileno que milita en Taiwán y sueña con jugar en Wanderers

Matías Godoy, volante del Taiwán Steel, es uno de los pocos futbolistas que se encuentran en acción durante la pandemia. Desde el continente asiático relata cómo ha vivido el virus y sus anhelos, de algún día llegar al elenco de Valparaíso.

Avatar del

Por Matías Otey G.

El volante de 25 años culmina su vínculo con el club a fines de 2020.

El volante de 25 años culmina su vínculo con el club a fines de 2020.

El Covid-19 ha provocado la detención del fútbol en todo el mundo. Bueno, casi todo. Puesto que en Taiwán se dio el reestreno de su liga de honor y con un chileno como protagonista. Se trata de Matías Godoy, formado en Deportes Copiapó y con fugaz paso por la segunda y tercera división del fútbol chileno.

En diálogo con CDF.cl, el volante creativo de 25 años del Taiwán Steel relata su experiencia desde el continente asiático, donde se inició la pandemia. "La verdad es que donde estoy yo aún no muere ninguna persona en consecuencia con la pandemia. No he tenido miedo, pero si he estado preocupado de lo que pasa en Chile y que no suceda lo mismo que en Italia o España", reveló.

"Hemos estado entrenando normalmente con las medidas de precaución. En los momentos de mayor foco de contagio nos mantuvimos entrenando en gimnasios cerrados o fuimos a otras ciudades y estuvimos con todo el equipo, pero no dejamos de trabajar. Los otros equipos tampoco dejaron de hacerlo, entonces sabíamos que no podíamos regalar nada", agregó el ex Quintero Unido.

Pero el destino de Godoy en un principio fue España. El mediocampista ofensivo militó un tiempo en el Leganés B (2018), donde conoció a su actual representante, taiwanés, quien le ofreció un futuro en la competencia de su país.

"Cuando vine aquí pensaba que este nivel era inferior al nuestro y cuando llegué me di cuenta que era todo lo contrario. Es un fútbol muy distinto, pero tienen un nivel físico completamente muy alto comparado al fútbol chileno", explica.

"Es un fútbol muy distinto, pero tienen un nivel físico completamente muy alto comparado al fútbol chileno"

Sin embargo, el volante nacional sueña con algún día retornar al balompié nacional y jugar en Santiago Wanderers, tal como era el sueño de su familia: "Yo nací en Valparaíso y a los 15 años me cambié a Copiapó. Mi abuelo, que está en el cielo, siempre fue muy fanático de Santiago Wanderers y cuando decidí seguir peleando por ser futbolista profesional le prometí al cielo que yo iba a jugar algún día en Wanderers. Es un sueño que espero cumplir".

Comentarios