Internacional

El DT que rompe rachas que parecen eternas

En octubre de 2015, Jürgen Klopp se hizo cargo del Liverpool, que bajo su batuta conquistó una Champions League y logró ganar la Premier League por primera vez en la historia. ¡Un crack!

Avatar del

Por J. Rubio O.

Antes del Liverpool, el alemán Jürgen Klopp dirigió al Borussia Dortmund y al Mainz.

Antes del Liverpool, el alemán Jürgen Klopp dirigió al Borussia Dortmund y al Mainz.

"Tenemos que hacer que los escépticos sean creyentes. Queremos crear nuestra propia historia aquí", dijo Jürgen Klopp cuando se hizo cargo de la dirección técnica del Liverpool de Inglaterra, por allá por octubre de 2015. Con el alemán en el banco, los reds fueron campeones de Europa y enderezaron la historia a su favor en la Premier League, que conquistaron por primera vez esta temporada. "Es increíble ser campeón con este equipo. Es un logro increíble para los jugadores", confesó el teutón a Sky Sports. 

El entrenador de 53 años cortó una racha que parecía no tener final. En 1989-1990, había sido el último título liguero del cuadro que hace de local en Anfield Road. Desde agosto de 1992, la Primera División inglesa se bautizó con el nombre que lleva ahora. Y recién en la 26° edición, el Liverpool pudo bajarla. Aunque haya sido sin jugar, se sacó de la espalda una mochila muy pesada. 

Es el cuarto título del ex entrenador del Borussia Dortmund en los reds. Además de la Champions League y el Mundial de Clubes de la temporada pasada, consiguió la Supercopa de Europa en la actual. En su país natal, Klopp también rompió históricas rachas. 

A su llegada al Mainz, ese equipo no había conseguido nunca jugar en la Bundesliga. Pero con el oriundo de Stuttgart lo consiguieron. "El ascenso con el Mainz siempre será mi mayor logro", dijo el efusivo e histriónico entrenador en su momento. Y cómo no. Jugó profesionalmente en aquel equipo durante 11 años. Fue lateral derecho y centrodelantero. "Lo que hicimos ahí no se puede igualar: teníamos un equipo chico y rivales muy fuertes", profundizó. 

En el Borussia Dortmund también cortó una racha que parecía interminable: 16 años sin una final de la Champions League y casi 10 sin ganar una Bundesliga. Estuvo ahí siete años y agregó dos ligas, dos Copas de Alemania y una Supercopa a su palmarés. "En 2011 estaba muy borracho, pero se me vio muy normal en el festejo. En el de 2012 no me acuerdo de nada. No beban mucho porque puedes perder uno de los recuerdos más importantes de tu vida",  afirmó este cervecero adiestrador cuando contó cómo fueron los festejos en los dos certámenes consecutivos que logró en los amarillos. 

Comentarios