Internacional

Ayrton Senna y Corinthians, un amor que sigue vivo

La leyenda brasileña era fanático del “Timao” y a pesar de que en los próximos meses se cumplirán 26 años de su trágica muerte, el popular equipo de Sao Paulo continúa homenajeando al tricampeón de la Fórmula 1.

Avatar del

Por Gonzalo Querol

Ayrton Senna y Corinthians, un amor que sigue vivo

Ayrton Senna y Corinthians, un amor que sigue vivo

Este sábado, Ayrton Senna cumpliría 60 años. El para muchos mejor piloto de la historia falleció hace más de dos décadas y media (1 de mayo de 1994). A pesar de los años, "Magic" sigue en el corazón del pueblo brasileño y sobre todo en el de los hinchas de su amado Corinthians. 

La acomodada situación económica de la familia Senna no fue inconveniente para que Ayrton se transformará en un fiel y orgulloso torcedor del popular equipo de Sao Paulo. Es más, en cada oportunidad que tenía, mostraba su amor por el "Timao".

Senna no era solamente admirado por los seguidores del automovilismo o el brasileño común, sino también por los grandes referentes de la verdeamarela, como Zico

Para dimensionar la idolatría que sigue generando el tres veces campeón de la Fórmula 1, cabe destacar que en varias oportunidades ha superado a Pelé y ha sido considerado el mayor deportista en la historia de Brasil, un país tan futbolizado.

Es más, en 2014, cuando se cumplieron 20 años de su trágica muerte en Imola, se realizó una encuesta y en Sao Paulo, su ciudad natal, el 47% de las personas votó por él. Muy atrás y con apenas el 23% de las preferencias quedó “O Rei”, según publicó Datafolha.

"Si un día yo llegara al mismo nivel de popularidad que Pelé, sería un gran honor, porque para mí él es un mito", dijo el piloto en una entrevista a la televisión española en 1987, cuando aún no ganaba ningún título en Fórmula 1.

Zico y Senna

Corinthians, su gran amor, en el último tiempo ha recordado a Senna. También para los 20 años de su partida y durante un partido de la Copa de Brasil, los 11 futbolistas salieron al campo de juego con el mítico y característico casco del "Héroe", que siempre lució los colores de Brasil.

Cassio, capitán del "Timao"

En 2018, año en que se cumplieron tres décadas del primero de sus tres campeonatos, el "Timao" lanzó una camiseta inspirada en Senna. 

Era negra y amarilla, los colores de Lotus, equipo con el que Ayrton consiguió su primer triunfo en la máxima categoría (Gran Premio de Portugal de 1985). Tenía 41 rayas horizontales, porque esa fue la cantidad de carreras que ganó y además su firma como imagen principal.

Tercera camiseta de Corinthians en 2018

La selección de Brasil también lo homenajeó. 77 días después del fatal accidente, el equipo liderado por Dunga, Cafú, Romario y Bebeto y donde estaba un adolescente Ronaldo, se impuso en penales a Italia en Estados Unidos y volvió a gritar campeón del mundo tras 24 años. En plena celebración, los jugadores sacaron una bandera que decía. "Senna… Aceleramos juntos, el tetra es nuestro", el piloto fichó aquel año en Williams con la intención de conseguir su cuarto título.

Plantel del "Scratch" dedicándole el título a Senna

Viviane, hermana de Ayrton, creó el Instituto Senna unos meses después de la partida del ídolo. La ONG ayuda a niños de escasos recursos de todo Brasil, además, Viviane y su hija, Bianca, manejan la marca "Ayrton Senna". 

Según publicó la BBC en 2017, el nombre Senna sigue siendo uno de los más valiosos del mundo, ya que recauda cientos de millones de dólares cada año.

Una investigación realizada en 2015 por el Grupo de Consulta de Boston, se publicó que Senna está al mismo nivel en términos de marca que Roger Federer y Michael Jordan.

Una voz autorizada para hablar de automovilismo en el país y el único chileno que ha corrido en F1, Eliseo Salazar, atendió a CDF y recordó al brasileño.

"Sigue siendo así, pero en ese tiempo aún más, Inglaterra era el centro mundial del automovilismo. Él estaba en la Fórmula 3 y yo en la Fórmula 1 y había días comunitarios en Silverstone. Ahí coincidimos varias veces y conversamos. Él estaba ganando en esa categoría y todos lo conocíamos, sabíamos lo que ya estaba haciendo. El '83 fue mi última temporada en F1 y él entró en el ‘84, así que nunca estuvimos juntos en una carrera”, comenzó declarando.

"Se preveía que iba a ingresar a la Fórmula 1, yo el ‘83 estuve a punto de entrar a Toleman, pero al venir de un país pequeño y sin auspicio, era todo muy difícil. Él entró ahí en 1984 y tuvo buenas actuaciones con un equipo chico", agregó Salazar.

-¿Crees que Senna es el piloto más veloz y con más talento en la historia de la F1?

Es difícil decirlo, yo lo admiro y es uno de los top. Pero no se pueden comparar épocas, como la de Juan Manuel Fangio o Jim Clark, por nombrar a algunos. Ayrton era muy talentoso, pero por ejemplo (Alain) Prost era muy estudioso, por algo le decían el ‘Profesor’ y ganó cuatro títulos. Michael (Schumacher) también tenía una gran dedicación y profesionalismo, creo que Ayrton está entre los cinco más rápidos de la historia.

Senna, fue un adelantado, se convirtió en el primer piloto con fisioterapeuta personal. "En la F1 no le dábamos la importancia necesaria al tema físico. Hoy es muy importante, los pilotos son atletas. Él lo entendió antes que todos nosotros y lo llevó a otro status. Ahora no hay nadie que no tenga un preparador físico y un fisioterapeuta personal".

"Ayrton tenía una gran dedicación mental, yo a veces lo digo medio en serio y medio en broma, que dejó plantada hasta a la Xuxa. Él tenía muy claro su objetivo y no tenía ojos para nada más. Su vida era el automovilismo y todo lo demás era secundario”, complementó el promotor local de la Fórmula E, que ya ha corrido tres veces en Santiago.

Antes de cerrar, Eliseo recalcó su admiración por Senna y lo definió como "una mezcla perfecta". "Yo personalmente no soy religioso, pero a él le servía y eso era un centro de inspiración. También era muy nacionalista y eso le ayudó mucho a formar esa idolatría en Brasil. Ganaba las carreras y salía con la bandera y eso fue muy importante para crear la leyenda que formó. Para los brasileños era un ídolo, un héroe, en una época en que morían pilotos, eran tiempos peligrosos y eso le dio un aura de leyenda. Admiro todo lo que hizo y fue una lástima lo que le pasó. Ayrton era una mezcla perfecta, tenía un talento supremo y una dedicación única y absoluta".

Otro chileno que vivió de cerca la trayectoria de Senna fue Alejandro Schmauk, ex piloto y por muchos años comentarista.

"Participé de muchos encuentros con Senna a través de la prensa. En ese tiempo Marlboro organizaba reuniones de cuatro o cinco personas y en muchas estuvimos como Televisión Nacional. Era un cabro tranquilo, muy quitado de bulla, muy educado y decente y muy para adentro. Además, tenía una dedicación del 110%", partió declarando.

"Era una persona muy humana y muy cristiana. Leía párrafos de la biblia y era muy disciplinado. También un poco frío, no era el más cercano, pero compensaba eso, los mecánicos quieren a los pilotos que ganan, no a los simpáticos", agregó.

Al ser consultado por cómo se forjó la idolatría por Senna y por qué no pasó eso con Emerson Fittipaldi y Nelson Piquet, compatriotas que ganaron antes campeonatos de F1, Schmauk afirmó: "Senna era muy emotivo, sacaba la bandera de Brasil a cada rato y también era importante o sobresalía la forma en que ganaba, cómo hacía las poles. Era espectacular. También lo ayudó la cobertura mediática, eran transmisiones con una enorme sintonía. Las carreras de Fittipaldi no creo que se hayan transmitido. En cambio, las de Piquet sí, pero era un tipo pesado y eso claramente no lo ayudó para transformarse en ídolo". 

Para muchos amantes del "Gran Circo", la rivalidad Senna-Prost, es la mejor de la historia. "Yo esa época la viví muy de cerca y como transmitíamos, seguimos esas luchas.  Personalmente, yo era más hincha de Prost, me parecía que tenía más mérito el esfuerzo que el talento natural. Pero desde el punto de vista del talento, yo creo que está Jim Clark y luego Senna".

Siguiendo con el duelo entre el brasileño y el francés, dijo: "Cada uno aprovechaba su ventaja, Senna hacía la pole y Prost ya ni siquiera intentaba largar primero, la entregaba, sabía que no le podía ganar a una vuelta, y se dedicaba a preparar el auto para la carrera, y como a mí gusta la ingeniería, por eso seguía más a Prost, pero nunca desconocí el talento natural de Senna. Sus vueltas de pole eran de antología".

Antes de finalizar, Schmauk apeló a su memoria y recordó la extraordinaria primera vuelta de Senna en el Gran Premio de Europa de 1993. "Para mí, hay un momento marcado en su carrera. Es en Donington, cuando McLaren pierde los motores buenos y corre con motores con 100 caballos menos. Senna no quiso renovar su contrato por el mal auto que tenía y McLaren le ofreció un millón de dólares por carrera, una fortuna para la época, así que cobró 16 millones esa temporada y tenía otro bono, gigantesco, por si llegaba a ganar, porque no tenía ninguna posibilidad. Bueno, en esa carrera larga cuarto y la gana. En la primera vuelta y con lluvia, se puso primero".

Comentarios