Internacional

Así afrontan los chilenos la crisis sanitaria en Bolivia

Óscar Salinas, delantero de Oriente Petrolero, relató cómo se vive el coronavirus en el país altiplánico. Además, es compañero de Jaime Carreño, ex jugador de la Universidad Católica.

Por Diego Machuca

Salinas lleva tres meses jugando en Bolivia.

Salinas lleva tres meses jugando en Bolivia.

El coronavirus tiene paralizado al fútbol sudamericano, pues las competencias se encuentran detenidas y muchas no tienen fecha de retorno. Bolivia no es la excepción, ya que han decretado cuarentena obligatoria y llevan poco más de cien casos confirmados.

Óscar Salinas es uno de los jugadores chilenos que militan en el balompié altiplánico, fue anunciado por el Oriente Petrolero a fines del año pasado y ya ha disputado ocho partidos. “La adaptación ha sido un poco lenta ya que fue mi primera etapa fuera del país y me costó unos partidos adecuarme”, comentó el delantero en conversación con CDF.cl.

Sin embargo, el campeonato se encuentra detenido debido al Covid-19 y, además, hay cuarentena total. “Llevamos casi un mes encerrados, nos dieron fecha hasta el 15 de abril para seguir en las mismas, no podemos ni salir al parque que tenemos en el condominio”, agregó.

El atacante comparte camarín con Jaime Carreño, con quien admitió que se lleva bien, ya que habían coincidido en Everton, y relató cómo han entrenado durante la crisis sanitaria. “Mi cuerpo técnico ha sido cercano, tenemos un grupo de los jugadores y nos envían videos con los trabajos que tenemos que hacer”, afirmó.

El ex Deportes Iquique aseguró que ha pensado en regresar por el coronavirus, pues extraña a su familia. “En estos momentos quiero estar en Chile, en mi casa, haciendo la misma cuarentena, pero en tu país, en tu casa, con tus cosas”, complementó.

El virus no ha sido el único problema que ha tenido que enfrentar Salinas, puesto que le han pagado sólo un salario: “se han demorado con los sueldos, es complejo, más ahora que no vamos a jugar y no hay muchas recaudaciones (...) recibí uno, con el que me he mantenido y he pagado la renta del departamento”.

De todos modos, el delantero se encuentra relajado pese a la situación. “Entre hoy y mañana nos pagarán otro sueldo”, cerró.

Comentarios