Copa Libertadores

Se enredó en una triste noche y vuelven a florecer grandes dudas

Con dos autogoles y par de lesionados, Colo Colo decepcionó en su visita a Athletico Paranaense. Ubicado en la decimoquinta posición a nivel local, el duelo contra Antofagasta el sábado podría sentenciar al DT Gualberto Jara. 

Se enredó en una triste noche y vuelven a florecer grandes dudas

Se enredó en una triste noche y vuelven a florecer grandes dudas

Colo Colo no está bien. El 2-1 sobre Peñarol fue un espejismo y eso se explica en el pobre nivel del equipo uruguayo. En su viaje a Brasil, el Cacique registró una pobre presentación que se grafica en la imposibilidad de hacerle daño al rival. Y eso en la Copa Libertadores se paga. 

Los goles de Athletico Paranaense, además, llegaron gracias a dos autogoles de Felipe Campos (7') y Gabriel Suazo (14'), quienes antes del primer cuarto de hora tenían en ventaja de 2-0 a los brasileños. 

Y no fue lo único, Pablo Mouche salió a los 6' por lesión y luego fue el turno de Óscar Opazo el que tuvo que abandonar por problemas físicos. ¿Y Matías Fernández? Nada del "14" que alguna vez deslumbró a Sudamérica. No gravitó y, de hecho, no volvió del entretiempo. 

Con esta derrota, los albos se enredan en el Grupo C y se mantienen con seis unidades. El problema para el equipo de Gualberto Jara es que el cuadro de Curitiba se escapó con nueve y Peñarol o Jorge WIlsterman pueden igualar su línea si alguno se impone mañana. 

En ese contexto, con un decimoquinto puesto en el Campeonato Nacional producto de nueve puntos de 33 posibles, Colo Colo recibe este sábado a Deportes Antofagasta en un duelo que podría marcar el futuro de su técnico. 

Comentarios