Por: Juan Carlos Villalta

Poderoso caballero

El desenlace, en alguna medida, fue el previsto.

Sorpresa produjo, en un principio, la renuncia de Beñat San José a la banca de la Universidad Católica, la cual se llevó a cabo el mismo día en que podía hacer efectiva su cláusula de salida de la tienda cruzada, precipitando así su salida del club al cual dejó como campeón del último torneo nacional.

A partir de ese instante, las especulaciones sobre las razones de su partida cundieron, y fueron varias las teorías que surgieron respecto a cuáles eran las verdaderas causas de la renuncia del entrenador español.

La conferencia de prensa, inmediatamente posterior a la renuncia de San José, por parte del Presidente de la Universidad Católica y de su Gerente Técnico no aclararon la situación, por el contrario, incrementaron las dudas respecto de ella.

Una de las tesis que se barajó era que Beñat San José habría tenido supuestamente problemas casi insalvables con el jugador Luciano Aued y, en menor medida, con Diego Buonanotte. Lo anterior habría sido un detonante para precipitar su renuncia.

Otra tesis que adquiría bastante fuerza en esos momentos era la falta de actividad por parte de la dirigencia cruzada para reforzar al equipo y de esa manera tener una mejor presentación en Copa Libertadores de América.

Por último, se barajó también la posibilidad que el técnico español tuviese ofertas desde el extranjero.

Pasaron algunos días y las verdaderas razones, al fin, quedaron al descubierto. En declaración pública, Beñat San José desmintió la existencia de problemas con el plantel, desestimando así las supuestas rencillas con los jugadores Aued y Buonanotte. Horas más tarde, el español anunciaba que su renuncia obedecía a su partida al fútbol de Emiratos Árabes. Cabe recordar que San José comenzó su exitosa carrera como entrenador en Arabia Saudita, donde obtuvo la Copa del Rey con el Al-Ittihad en el año 2013; un fútbol muy similar al que se desarrolla en Emiratos Árabes.

Toda esta breve reseña respecto al episodio Universidad Católica-Beñat San José, nos vuelve a una realidad en la cual el ser humano no está ajeno: atrae mucho la posibilidad de emigrar al medio donde se ofrecen mejores alternativas económicas, y en ese sentido lo que puede proponer Emiratos Árabes en términos monetarios dista demasiado de lo que la Universidad Católica estaría en condiciones de ofrecerle al guipuzcoano.

Lo que en cierta medida molesta e inquieta en este transitar de informaciones es por qué no se dice efectivamente la verdad desde un principio. Transparentar la realidad antes que vengan las especulaciones sin base.

Las dudas, al parecer, están disipadas. En efecto, podemos afirmar que no existieron problemas entre el técnico y el plantel; además es posible decir que la Universidad Católica está dispuesta a reforzar el plantel sin desviarse de su proyecto el cual está limitado por el presupuesto del club.

No obstante lo anterior, queda la razonable duda si la partida de San José se debe verdaderamente a razones de tipo económico. Si así fuere, parece natural. Muchas veces el ser humano se mueve por expectativas económicas más atractivas.

El quid del asunto es, ¿por qué ocultarlo?, ¿por qué no transparentarlo en su momento?, ¿por qué mantener durante dos semanas la discusión respecto de las verdaderas motivaciones que justificaron la partida del técnico?

En su fuero interno, San José sabía el motivo que lo animaba a dejar el club de la precordillera. Sin duda, lo mejor habría sido reconocer al instante que su partida obedecía, simplemente, al atractivo que propone el poderoso caballero don dinero.

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '