Nacional
Martes 19 de febrero de 2019
Nacional

Urzúa de Huachipato explicó por qué ahora es Altamirano

Casos como Enzo Andía, quien pasó a llamarse Enzo Roco, tienen una historia detrás. Javier Urzúa de Huachipato fue el último y ahora llevará Altamirano en el dorsal.

Por: Matías Otey G.
Urzúa de Huachipato explicó por qué ahora es Altamirano

Una de las cosas más significativas para un futbolista es su apellido. Es su entrada a la actividad, es su identificación en la camiseta y es el que vale millones en caso de tener éxito. En ese contexto, un cambio siempre llama la atención. 

Uno de los casos emblemáticos fue Enzo Andía. El ovallino formado en Universidad Católica cambió su apellido a Roco debido a un homenaje a su madre y abuelo. "Estoy muy agradecido, gracias a ellos soy lo que soy. Es algo muy personal y que me hace feliz tanto a mí como a mi familia", aseguró en su momento.

Yashir Pinto fue otro que siguió los pasos del zaguero del Besiktas. Ahora es Islame y ahora defiende a la selección de Palestina. "Creo firmemente que el nombre es parte importante de nuestra identidad y llevar el apellido Islame, tiene mucha importancia para mí. Quiero que mis hijos lleven ese apellido y se identifiquen tanto como yo. Soy orgulloso de ser palestino y de representar a través del fútbol a mucha gente que no puede alzar la voz", explicó. 

Javier Urzúa es el último caso en el fútbol chileno. El joven volante de Huachipato pasó a ser Altamirano en un reconocimiento a sus abuelos y madre, tal como Roco. "Significa mucho para mí, es el apellido que llevan mis abuelos y madre, con quienes me crié", aseguró a CDF.cl.

En ese contexto, en Europa también hay casos que dieron la vuelta al mundo. El más llamativo es el de Walter Samuel, quien en un principio era Walter Luján, pero su padre lo abandonó cuando era pequeño y decidió adoptar el apellido de su madre.

Etiquetas

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '