Nacional
Lunes 3 de diciembre de 2018
Nacional

Más detalles de la pelea de Álvarez y Marcelo Salas

Ambos protagonistas de Temuco y Universidad Católica han intentado bajarle el perfil al fuerte altercado en las instalaciones del estadio Germán Becker.

Por: L. Rivera Talpen
Más detalles de la pelea de Álvarez y Marcelo Salas

Sorprendió. Luego de la consecución del decimotercer título de Universidad Católica en Temuco, el capitán cruzado Cristián Álvarez y el propietario del cuadro de la Araucanía, Marcelo Salas, llegaron a los golpes mientras terminaba la celebración de los estudiantiles en el estadio Germán Becker. 

"Yo no soy recoroso y las cosas quedan ahí. Algo pasó. Una calentura, mil disculpas por eso... Nos encontramos, los ánimos no eran muy buenos, pero le mandé un mensaje que lo asumía" fue una de las frases que dijo el "Huaso". "Fue una calentura, le pedí disculpas", enfatizó el "Matador" más tarde. 

Lo cierto es que ambas partes intentaron bajarle el perfil a un hecho que pudo pasar a mayores. Según pudo averiguar CDF Noticias, en el acceso a camarines la familia de Álvarez intentó acceder a la cancha y ver la premiación de los cruzados, en la despedida del experimentado estudiantil.

Sin embargo, la seguridad no permitió el paso, por lo que el grupo que acompañaba al "4" se quedó sin verlo. Cuando apareció Álvarez, desesperado, encaró cara a cara al "Matador" para pedirle explicaciones. Más tarde, el temuquense explicó que en 2016 "se rompieron unos vidrios, entonces había que estar atentos. Él me dijo algo, yo le respondí y esto ya pasó". 

En el forcejeo, el padre de Salas, Rosemberg, lanzó una patada que derivó en la reacción del cruzado, quien respondió con un puñetazo que no llegó a destino. Desde el club albiverde argumentaron que después de la premiación hubo insultos para el cuerpo técnico de Temuco e, incluso, empujones. 

 

Etiquetas

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '