Nacional
Miércoles 4 de julio de 2018
Nacional

Henry Barrientos: "Me encantaría dirigir a O'Higgins"

El técnico chileno, radicado hace más de 25 años en Guatemala, es considerado el "señor de los ascensos" en el país centroamericano. Desde allá, analiza el presente del club de sus amores.

Por: Cristian Salas
Henry Barrientos: "Me encantaría dirigir a O'Higgins"

El exfutbolista y actual director técnico chileno, Henry Barrientos, lleva más de 25 años en Guatemala, país donde es considerado el "señor de los ascensos". De hecho, hace dos semanas sumó su quinto logro: subir de Tercera a Segunda División al Deportivo Quiche.

El rancagüino, hincha a muerte de O'Higgins, hoy escucha ofertas para continuar su ascendente carrera como entrenador, la que también lo tuvo por un tiempo en Nicaragua.

"No podemos tapar el sol con un dedo, pero evidentemente que el fútbol guatemalteco ha evolucionado en los últimos años, aunque nos falta para ser como la potencias de Centroamérica, que son Costa Rica, Honduras y ahora Panamá. Guatemala viene saliendo de una suspensión de dos años por la FIFA y eso retrasó muchos procesos", señala Barrientos al otro lado del teléfono.

"Acá no se trabajan las fuerzas básicas y tampoco se apuesta a los procesos. De todas formas, es un fútbol de buen toque, con jugadores muy técnicos, diferente a Honduras y El Salvador, que utilizan más la fuerza. Costa Rica aglomera todo eso y por lo mismo es la potencia del continente", agrega el "señor de los ascensos".

Sobre la vida en Ciudad de Guatemala, la capital del país, el entrenador rancagüino es claro. "Es una de las capitales más modernas de Centroamérica, una ciudad muy bonita. Lo malo es la violencia, pero en Chile pasa lo mismo, también hay delincuencia. Hay que tratar de mantenerse alejado de eso nomás", apunta.

Una de las cosas más llamativas de Barrientos en Guatemala es que siempre dirige con poleras de la Roja y O'Higgins. ¿La explicación? "Uno tiene que tener identidad y me gusta demostrarla cuando dirijo. Ahora, ya es una especie de cábala. La única vez que perdí una final no ocupé ninguna de esas dos camisetas", asegura.

-¿Cómo ha visto a O'Higgins? En el último tiempo no le ha ido muy bien con los técnicos argentinos...
-En Rancagua ha cambiado mucho y para bien todo lo administrativo en el último tiempo. Recuerdo que cuando yo era cadete con suerte nos daban una taza de leche y un pan con mantequilla. Esa dirigencia confía mucho en los argentinos y les resultó con Eduardo Berizzo, pero el resto no ha dado la talla. Ahora llegó otro extranjero (el uruguayo Mauricio Larriera) y esperemos que le vaya bien.

-¿Se enteró que un grupo de hinchas lo postuló a usted para reemplazar a Gabriel Milito?
-Sí, me extrañó mucho. Hay mucha gente de Rancagua que me sigue. Debe ser por mis triunfos, independiente de que sean en Centroameríca. La gente reconoce mi trabajo. Yo salí de Chile buscando una oportunidad, lo conseguí y me establecí acá. No me quita el sueño dirigir en Chile, pero si existiera la posibilidad iría feliz. Me encantaría dirigir a O'Higgins.

Etiquetas

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '