Nacional
Jueves 25 de julio de 2019
Nacional

El mundialista chileno que se retiró a los 20 años

Fabián Monilla jugó la Copa del Mundo Sub 17, se formó en la UC y luego pasó al Toluca de México. "No era lo que me hacía feliz y lo dejé", dice en diálogo con CDF.cl.

Por: J. Rubio O.
El mundialista chileno que se retiró a los 20 años

Hace algunos días, Magallanes anunció el retorno al fútbol chileno de Marcelo Allende. La Universidad de Chile, por su parte, lamentó las salidas de Nicolás Clavería y Gonzalo Collao, ambos a prueba al Extremadura de España. Cómo no recordar las abruptas marchas de Pedro Campos y Martín Lara, ambos desde la Universidad Católica al Necaxa

Una historia muchas veces conocida, pero pocas veces con este final es la de Fabián Monilla, zaguero central que fue mundialista Sub 17 con Chile en 2015, se formó en las inferiores cruzadas e incluso pasó al Toluca de México. A los 20 años (hoy tiene 21), el oriundo de Concepción le puso punto final a su carrera profesional. Y habló por primera vez públicamente de eso con CDF.cl. "Estoy feliz, pleno con la vida que llevo. Hago lo que quiero y disfruto el tiempo con mi gente", cuenta el "Totte", quien entró a estudiar ingeniería comercial a la Universidad San Sebastián. "Mi horario de estudio me da la pauta diaria de actividades", agrega. 

Sus días ya no contemplan entrenamientos con un plantel. Ni concentraciones. Tampoco viajes cada fin de semana. Al menos no para jugar un partido profesional. Forma parte de una empresa familiar, Econotravel, dedicada al turismo. "Me tiene muy motivado y esperanzado porque es un rubro que no deja de crecer. Es un área que me interesa explotar. Nos está yendo bien y estamos creciendo. Veo mucho potencial", cuenta el ex zaguero central de Deportes Copiapó, donde estuvo a préstamo durante el segundo semestre de 2017. Su último club fue Malleco Unido, de la Segunda División, donde fue para cumplir un compromiso contractual antes de darle un giro a su vida profesional.

¿Qué lleva a un futbolista de 20 años, mundialista juvenil y con presente en México a abandonar la actividad? 

"Muchos piensan que ahí está la felicidad plena, que todos quisieran tener esa vida o quizás esas oportunidades. Pero estando adentro se ve todo distinto. El fútbol es muy difícil: implica estar solo, perderse cumpleaños o la Navidad, estar solo en momentos importantes. La vida del futbolista es muy sacrificada y había cosas que no me parecían ni me tenían feliz. Fue muy complicado tomar la decisión para mí y mi familia. Lo pensé durante unos cuatro años porque no me sentía pleno con ese modo de vivir. Sí me encanta el fútbol, pasé cosas muy lindas, pero no era realmente feliz. Y si uno no es feliz, no tiene sentido seguir".

¿Sigue siendo difícil estar fuera de una profesión que en en algún momento proyectaste?

"Hasta el día de hoy sigue siéndolo porque me encuentro con gente que me pregunta qué pasó conmigo. Les explicó mi determinación y me siento tranquilo con eso. Lo bueno es que tengo el apoyo de mi familia. Están todos muy felices de que esté acá trabajando con ellos. Son muchos años de esfuerzo, momentos lindos, el Mundial, la Selección, haber estado en México...muchas cosas que pesaban. Pero pensé en mí, lo medité muy bien y no me arrepiento de nada. Creo que el fútbol es una linda profesión, pero para poder desarrollarla hay que tener un convencimiento pleno y yo no tenía esa convicción".  

¿Qué te parece esta suerte de "fuga de talentos"? ¿Es un problema muy grande?

"Para mí no es un problema. Es una realidad que hay que aceptar y mejorar. Quizá los jugadores tienen que irse en otros contextos, pero sin esta fuga como se nombra, el fútbol chileno no va a crecer. En las ligas extranjeras es cuando el futbolista da el salto de calidad. Si nos quedamos con los jugadores eternamente en el país, no se podrá competir como se debería. Depende del caso a caso. Si buscamos un factor común, lo ideal y mejor sería irse un poco más consolidado, con hartos partidos porque eso da más experiencia y roce. Pero hay niños que se fueron muy chicos y pueden despegar sin problemas, como le pasó a Mauricio Isla, que no debutó en Chile y tuvo una carrera exitosa".

En aquella generación Sub 17 que jugó la Copa del Mundo 2015, también estaba Walter Ponce, quien dejó Palestino muy joven para ir a Europa. Hoy milita en la Universidad de Concepción. Simón Ramírez abandonó Huachipato para ir al Benfica B, aunque esta temporada fue transferido al Belenenses. Y Diego González, quien fue desde O'Higgins a préstamo al Palmeiras de Brasil. Actualmente defiende a Rangers de Talca. 

Una historia que se ha repetido muchísimas veces, pero en el caso de Monilla tuvo un final distinto. No todo lo que brilla...

 

Etiquetas

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '