Por: roberto lópez

Los sobrevivientes

Colo Colo y Temuco. Es lo que nos queda en el plano internacional por el resto de 2018. Los Albos en la Libertadores y los Albiverdes en la Sudamericana.

Meritorio lo del equipo de Dalcio Giovagnoli. Primera experiencia internacional y prueba superada. Algo que muy pocos equipos chilenos pueden decir últimamente, por mucho que su rival, Estudiantes de Mérida, proviniera de la peor liga de Sudamérica, Venezuela.

El vigente campeón del fútbol chileno, en tanto, se sacó la mufa. Por fin. Una década de frustraciones llegaron a su final tras el conveniente empate ante Atlético Nacional.

De la mano de Héctor Tapia, el Cacique logró algo que por momentos estuvo en duda.

Clasificar a octavos de final en el, probablemente, grupo más accesible de la versión 2018 del campeonato más importante de nuestro continente.

"Tito" hizo lo lógico. Le ganó al débil Delfín como visita y al accesible Bolívar como local. Cerró con un deslucido empate en Colombia. Un resultado que no le vino mal a ninguno de los dos. Atlético Nacional y Colo Colo avanzaron a octavos de final.

No hubo una gran exhibición de fútbol pero se cumplió el objetivo trazado. Festejo contenido y un montón de dudas sobre el futuro. Lo exhibido no da para ilusionarse. Decir lo contrario sería presuntuoso. Irresponsable.

El mérito de la dirigencia alba recientemente asumida estuvo en la capacidad de gestión para conseguir un DT competente para el desafío inmediato. Descomprimir el camarín y avanzar en la Copa Libertadores. Misión cumplida.

No pasó lo mismo en La U. Decisiones apresuradas le pasaron la cuenta. Con tal de acallar las críticas de los hinchas y de la policía twittera, los azules se deshicieron de Guillermo Hoyos tras las afrentas deportivas sufridas en Quillota contra La Calera y Belo Horizonte contra Cruzeiro.

Una decisión que parecería sensata a primera vista, pero se hizo sin tener un plan B serio al que echar mano. Universidad de Chile se jugaba la vida en la Copa Libertadores en un puñado de días pero, a diferencia de Colo Colo, lo haría en una de las zonas más difíciles del torneo. Pusieron al frente a un técnico inexperto. Craso error. Valencia no estuvo a la altura y los laicos lo pagaron caro. Se quedaron sin pan ni pedazo.

Antes de la partida de Hoyos la U estaba segunda en el torneo local y bien encaminada en el plano internacional. Ahora marcha quinta en la liga chilena y no tendrá torneo internacional en el segundo semestre. Menuda tarea para Frank Kudelka, el técnico recientemente confirmado.

El fútbol chileno sigue con vida en el plano internacional, pero dependerá mucho del sorteo hasta dónde llegará.

Prioridades distintas eso sí para nuestros representantes. Lo primordial para Temuco está acá. Los de la Región de la Araucanía pelean por no descender, mientras Colo Colo está de momento a larga distancia de los líderes y enfoca buena parte de sus energías en la arena internacional. Su verdadera y gran deuda.

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '