Internacional
Miércoles 5 de junio de 2019
Internacional

Sin DT y sin apoyo: la dura lucha de Argentina en su camino al Mundial

Pese a venir de un país muy futbolizado, la Albiceleste jugará en Francia 2019 por tercera vez en una Copa del Mundo tras un paupérrimo registro: ha perdido los 6 partidos disputados. Por eso, las comandadas por Estefanía Banini tienen como meta obtener sus primeras victorias tras años de remar contra la corriente y ser invisibilizadas.

Sin DT y sin apoyo: la dura lucha de Argentina en su camino al Mundial

El Mundial de Francia 2019 contará con sólo tres selecciones representando a Sudamérica: Brasil, Chile y Argentina, equipos que sacaron pasajes en la Copa América Chile 2018 conquistada por el Scratch y donde las lideradas por Christiane Endler obtuvieron el vicecampeonato. ¿Y la Albiceleste? Su historia tiene un par de vueltas más.

Si bien la situación del fútbol femenino es un camino cuesta arriba para todas las futbolistas, algunos países lo ponen más difícil que otros. Y, aunque parezca raro, uno de esos países es Argentina; porque pese a tener una sociedad mucho más futbolizada y atenta a otros deportes, aún mantiene una deuda histórica con la división femenina.

Rumbo a Francia: goleando o goleadas

Las dirigidas por Carlos Borrello llegaron a Coquimbo para disputar la Copa América prácticamente sin apoyo de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino). Ni siquiera las redes sociales oficiales de la máxima institución del fútbol de ese país prestaban tanta atención a lo que sucedía a las suyas en la competencia.

Pese a esto, Estefanía Banini, María Florencia Bonsegundo y Soledad Jaimes llevaron a su selección a pasar de ronda tras un 3-0 ante Bolivia, un 6-3 contra Ecuador, el 2-0 ante Venezuela y caer con Brasil por 3-1. Todos encuentros disputados en el Francisco Sánchez Rumoroso.

En el cuadrangular final disputado en La Serena, quedó demostrada la falta de jugadoras de categoría mundial en plantel. Las argentinas comenzaron derrotando a Colombia por un 3-1, pero volvieron a caer ante Brasil por 3-0 y su mayor fracaso fue ante la Roja por 4-0. Resultados que las ubicaron en el tercer lugar de la tabla, poniendo suspenso a su posible clasificación al Mundial.

Y las expectativas no eran menores. De sacar pasajes a Francia, podrían celebrar que la Albiceleste volvería a disputar un Mundial tras 12 años de ausencias. Pero primero tenían que medirse ante el cuarto lugar del clasificatorio de Concacaf.

El reprechaje en Panamá

Panamá fue el rival que apreció en el camino de la repesca y el último escollo antes de poder cumplir sus metas, obligándolas a jugarse todas sus cartas en un duelo de ida y vuelta.

El primer partido se jugó en el Estadio Julio Humberto Grondona de Avellaneda, donde Mariana Larroquete, Eliana Stabile (por dos) y Yamila Rodríguez se dieron un festín. Goleada por 4-0 que prácticamente cerraba la llave. Pero si de algo sabe el fútbol es de sorpresas y que nunca está todo dicho hasta que suene el pitazo del árbitro al terminar los 90′.

Es así como 5 días después, en el Estadio Rommel Fernández de Ciudad de Panamá, Argentina empató 1-1, con goles de Bonsegundo y Natalia Mills, y amarró la clasificación a Francia 2019, donde quedaron sorteadas en el Grupo D con Inglaterra, Japón y Escocia.

 Sin nadie en la banca

La capitana de las 23 seleccionadas y la mejor jugadora del plantel es Estefanía Banini (28), quien no sólo se ha hecho cargo del ataque de la Albiceleste, sino también de liderar la demanda por la profesionalización del fútbol femenino.

Banini, quien en 2012 obtuvo la Copa Libertadores con Colo Colo, fue una de las cracks de esta generación que aguantó el chaparrón más frío que le lanzaron. Cuando su desempeño comenzaba a tener una curva ascendente, entre 2015 y 2017 el equipo se quedó sin DT, no participó de competencias y para jugar algún partido deben hacer viajes interminables combinando medios de transporte.

La mendocina, actual crack del Levante español, también le puso al hombro a la lucha de las jugadoras por mejoras en las condiciones de trabajo y adhirió al paro cuando la AFA no les pagaba los viáticos por ir a entrenar.

Como protesta, durante una foto oficial del cuadrangular final de la Copa América del año pasado, se llevaron la mano a la oreja para exigir ser escuchadas.

Los pies en la tierra

Hoy todo eso parece de otra época. La mente de las argentinas está puesta en la competencia que se viene, especialmente en su debut el 10 de junio ante Japón, subcampeón del mundo en el último Mundial de Canadá 2015. Después se verán las caras con Inglaterra, el tercero del ránking. Y el último partido será ante las escocesas, 20 según la FIFA.

Argentina está en el puesto 37. Las trasandinas han disputado dos mundiales -Estados Unidos 2003 y China 2007- y perdió los 6 partidos que jugó con goleadas como el 6-0 de Japón en 2003 y el 11-0 de Alemania en 2007.

Es por esto que Banini no se marea y tiene los puestos sobre la tierra. "Tenemos que ser conscientes de la diferencia que tenemos con otros países y yo creo que eso se va a reflejar en el juego, pero la verdad es que tengo una ilusión bárbara", comentó a Infobae.

Recién a principios de marzo la AFA anunció la oficialización del fútbol femenino y se firmó un acuerdo para dar inicio a la Liga Profesional de Fútbol Femenino. Un gol marcado tanto por Banini, sus compañeras de selección y todas las que vinieron antes. Todo, a meses del Mundial de Francia 2019.

 

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '