Internacional
Lunes 6 de agosto de 2018
Internacional

Los chilenos se toman Avellaneda

Francisco Silva y Pedro Pablo Hernández ficharon en Independiente, mientras que en su archirrival, Racing Club, lo hicieron Gabriel Arias, Eugenio Mena y Marcelo Díaz.

Por: Gonzalo Querol
Los chilenos se toman Avellaneda

El fútbol argentino es reconocido por la pasión y las masivas convocatorias que logran sus equipos. Más aún, si hablamos de los elencos más tradicionales.

Sin dudas, el partido más importante es el que protagonizan Boca y River, pero después de ese clásico, hay una rivalidad de barrio, una que enfrenta a dos de los llamados grandes.

Independiente-Racing, Racing-Independiente, es el clásico de Avellaneda, ciudad que milita con el sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Pero por la rica historia y trascendencia  de sus equipos, estos poseen hinchas en toda la Argentina. 

Es más, Independiente ni siquiera nació en Avellaneda. Lo hizo en Capital Federal, en pleno centro porteño. Jóvenes de una tienda llamada "A la ciudad de Londres", que habían sido marginados del equipo de la empresa por su edad y cargo, decidieron crear un club y quisieron que fuera "Independiente". La fecha oficial de fundación es el 1 de enero de 1905. Varias canchas tuvo el rojo antes de finalmente arribar a Avellaneda en 1907. 

Mientras que Racing nació el 25 de marzo de 1903. ¿El nombre? Uno de los socios fundadores llevaba en ese momento una revista francesa de automovilismo llamada "Racing". Tres años después el nombre de la institución quedó en Racing Club. El equipo comenzó jugando con una camiseta blanca y recién en 1910 utilizó la reconocida Albiceleste.

Independiente es el club más exitoso en la historia de la Copa Libertadores, en siete oportunidades se ha quedado con el título. Mientras que la Academia fue el primer conjunto argentino en gritar campeón del mundo.

A nivel local la delantera la lleva Racing, luego de que la AFA reconociera los títulos de la era amateur. Con esto, el campeón de la Libertadores en 1967 posee 17 vueltas olímpicas, una más que su eterno rival. El último título fue el Inicial 2014. En cambio, los "Diablos Rojos" no celebran a nivel doméstico desde el 2002, cuando ganaron el Apertura bajo la conducción técnica del "Tolo" Gallego.

Una de las grandes curiosidades de este clásico, es la cercanía de sus estadios. Solo 300 metros separan al Libertadores de América del Cilindro, dos de los recintos más grandes del país.

Situación que comentan dos exglorias del Racing campeón del 2001. Su capitán Claudio Úbeda y su goleador Maximiliano Estévez.

"Es muy difícil explicar lo que significa el clásico de Avellaneda. Con solo decir que hay metros de diferencia entre una cancha y otra. Es un partido único, por todo lo que representa, muy intenso. Además, por la manera en que vivimos el fútbol acá", declaró el exentrenador de Deportes Magallanes.

Mientras que el "Chanchi" manifestó: "Con Independiente es una rivalidad loca, por la distancia entre los estadios. Al ser vecinos, debería ser una buena relación (risas), pero es todo lo contrario, se vive como una guerra. Desde las inferiores se juega de esa manera".

El clásico de Avellaneda será especial esta temporada para los chilenos, ya que de no contar con ninguno el semestre pasado, ahora lo jugarán cinco: Francisco Silva y Pedro Pablo Hernández en el equipo de Ariel Holan y Gabriel Arias, Eugenio Mena y Marcelo Díaz en el de Eduardo Coudet.

El "Gato" dejó el fútbol mexicano para fichar en el actual monarca de la Copa Sudamericana, todo por expresa petición del DT, quien estuvo a punto de llegar a Universidad de Chile a comienzos de 2017.

La contratación del "Tucu" fue sorpresiva. Titular en el Celta de Vigo la mayor parte de la temporada pasada, el exvolante de O'Higgins de Rancagua decidió volver a su país natal. Las ganas de jugar en un grande y de hacerse un nombre en aquella liga fueron las razones del seleccionado nacional.

Un histórico del "Rey de Copas" y quien pasó por Chile como jugador y técnico, Gerardo Reinoso, se refirió a la llegada de los chilenos. "Yo creo que el "Gato" Silva y el "Tucu" Hernández serán dos grandes incorporaciones y reales aportes en Independiente. Tienen experiencia y mucho manejo. Tengo confianza que le darán grandes alegrías al club, así que muy contento con sus arribos".

Mientras que por el lado de Racing, Gabriel Arias llegó para tomar el lugar de Juan Musso. Arquero titular y quien fue transferido al Udinese. El nacionalizado tuvo seis meses brillantes en Unión La Calera, donde incluso fue nominado por Reinaldo Rueda y debutó por la Roja en la gira europea previa al Mundial de Rusia.

En cambio, la llegada del "Chueco" se transformó en una interminable teleserie. El elenco trasandino y el formado en Santiago Wanderers alcanzaron rápidamente un acuerdo. Sin embargo, Bahía siempre puso trabas. El "Keno" dejó el Brasileirao luego de cinco temporadas.

La contratación de "Carepato" fue sorpresiva. La Academia pagará cerca de 2.5 millones de dólares a Pumas por el volante. Que llega luego del infortunio de Mauricio Martínez, quien fue fichado desde Rosario Central y que tras un par de entrenamientos sufrió una rotura de ligamentos. 

Úbeda es una voz autorizada para referirse a esta eterna rivalidad, jugó 12 temporadas en la Academia y es el segundo futbolista que más veces defendió dicha camiseta (329).

"Racing es el club que me dio el nombre que tengo en el fútbol. Racing es mi casa", comenzó afirmando.

 De todos los clásicos que jugaste ¿Recuerdas alguno en especial?

-Sí. Uno que jugamos en 1998 en cancha de Independiente. Nos dirigía Ángel Cappa y lo recuerdo muy bien por lo anecdótico. Estábamos ganando y jugando muy bien y en el entretiempo se cortó la luz. Lo que se comentaba en ese momento era que la habían cortado a propósito, para que no siguiera el partido. Resulta que continuamos el encuentro al otro día y nos terminamos llevando el triunfo por 3-1. El rumor siempre estuvo y hasta hoy no se sabe bien qué paso, si fue a propósito o no el corte. También es especial el del 2001, cuando salimos campeones. Empatamos de visitante y ese partido nos dio el envión para terminar llevándonos el título.

Sobre el "Chueco" y el guardameta, declaró: "Mena tiene muchas condiciones para venir a Racing. Mientras que a Arias uno ya lo seguía desde que atajaba en Defensa y Justicia. Ir a Chile le sirvió mucho para seguir afianzándose y poder llegar a un equipo grande como Racing".

Úbeda también alabó a "Carepato": "Marcelo Díaz le dará un salto de calidad a este equipo, que ya tiene mucha jerarquía y un excelente plantel".

Sobre las virtudes del volante, el exdefensor afirmó: "Díaz tiene unas características notables, una gran técnica individual, gran pegada, sabe incrustarse entre los centrales para la salida y también para la fase defensiva. Además, es un jugador con panorama y que ha tenido un gran recorrido luego de que brillara en Universidad de Chile. A mí me reconforta su llegada, porque lo he visto jugar mucho en la selección chilena".

El "Sifón" actualmente es el coordinador del fútbol infantil en Racing y tiene un gran recuerdo de su paso por el fútbol chileno entre 2014 y 2015.

Otro que sabe muy bien lo que es el clásico de Avellaneda es la "Vieja" Reinoso. Tuvo dos ciclos en el rojo, donde jugó seis años.

"Independiente significa mucho en mi vida. Llegué muy joven, con 13 o 14 años. Independiente me albergó y me educó, me mandó al colegio. Tuve la suerte de tener muy buenos formadores, como José Omar Pastoriza. Independiente siempre fue mi casa. Debuté muy joven en un plantel de glorias muy importantes, como Bochini, Marangoni, Trossero, Barberón, Villaverde, Clausen, Enrique y Burruchaga, entre otros", manifestó. 

Vivió una gran época en el club, ganaron todo

-Exactamente, se ganó todo. El torneo local, la Libertadores y fuimos campeones del mundo (Intercontinental). Así que es algo que uno nunca se va a olvidar en la vida. Le estoy muy agradecido a este gran club, que me dio todo. Igual con el tiempo se van valorando más esos títulos, quedamos en la historia, el hincha te lo recuerda. Uno cuando chico sueña con ser campeón del mundo y haberlo logrado, es uno experiencia imborrable.

¿Qué significa para usted el clásico de Avellaneda?

- El clásico con Racing es lo más importante, más importante que jugar contra Boca o River. El clásico de Avellaneda se juega aparte, 15 días antes ya se empieza a vivir. Ahí aparecen los nervios, las ganas de que llegue el partido, es muy lindo vivirlo. Sobre todo en las horas previas, como salir del túnel y ver el estadio lleno y todos esos papelitos. Es muy importante ganarlo, afortunadamente lo gané más veces de lo que lo perdí.

Reinoso, quien en Chile defendió las camisetas de Universidad Católica, Santiago Wanderers, Palestino y Unión Española, además, de ser técnico de Rangers, Deportes Valdivia y Trasandino, actualmente se encuentra en Buenos Aires, luego de dirigir en Estados Unidos. El nacido en la provincia de La Rioja se hizo cargo a principios de año del Miami United, un pequeño equipo que realizó una campaña histórica y avanzó hasta la cuarta ronda de la US Open Cup, donde cayó ante el Orlando City de la MLS. El exvolante valora su experiencia en Norteamérica y esperar volver para la próxima temporada.

El título de Racing de 2001 quedó marcado por muchos hechos. A parte de la famosa frase "paso a paso" de su técnico Reinaldo "Mostaza" Merlo. La Academia cortó una sequía de 35 años sin títulos locales, lo consiguió siendo gerenciado por Blanquiceleste tras su quiebra. Además, la definición del certamen se postergó algunos meses debido a la crisis económica que estalló en el país a fines de ese año.

El goleador de ese equipo fue el "Chanchi" Estévez, quien en 2007 tuvo un paso por Deportes Antofagasta.

"Racing es un club muy especial. Me crié ahí y salimos campeones después de 35 años. También viví cosas terribles, como la quiebra y otros momentos muy difíciles".

¿Un clásico?

-Uno del 2001 en el estadio antiguo de Independiente. Estábamos complicados en el torneo y ganamos con un gol mío de penal y con un hombre menos. Aparte, el club llevaba tiempo sin ganar ahí.

El exatacante colabora en un medio partidario, por lo que está al tanto de la actualidad del equipo del "Chacho" Coudet y afirmó que tiene muy buenas referencias de los chilenos, sobre todo de Marcelo Díaz.

"Es un jugador de mucha experiencia, con mucha trayectoria, así que creo que le puede aportar mucho a Racing. Ojalá se pueda adaptar rápido al fútbol argentino, pero creo que tiene muchas cualidades para ser figura en un plantel que tiene muy buenos jugadores", declaró.

Antes de los fichajes del "Gato" y el "Tucu", solo cuatro chilenos habían vestido la camiseta de Independiente. Sebastián Rozental y Mario Nuñez (2000), Rafael Olarra (2003-04) y José Rojas (2006).

Precisamente el "Oso" habló de su paso por el rojo. "A nivel personal no fue muy bueno. Físicamente no estaba apto para la competencia argentina. Entrené muy poco en España y cuando llegué a Independiente el equipo ya estaba en competencia. Al no estar bien en la parte física, no pude rendir. Recuerdo que llegué y a la semana tuve que jugar", afirmó el exdelantero, quien está radicado en Machalí.

El formado en O'Higgins de Rancagua no pudo fichar en el fútbol español por no tener pasaporte comunitario. Tras fracasar las opciones en Europa, arribó a Independiente, donde ya estaba Rozental.

"Igual fue una buena experiencia, pero me hubiese gustado haber estado bien, para rendir, porque no lo hice. De una experiencia linda, se transformó a una experiencia no tan buena", fue su autocrítica.

Sobre el clásico, declaró: "Es un partido muy fuerte y muy peligroso a la vez. En ese tiempo Independiente no estaba tan bien como institución. Siempre esos clásicos son muy duros, me tocó vivirlo y se juega como una final".

Ese equipo era dirigido por Osvaldo Piazza y Núñez compartió con jugadores que luego triunfarían en Europa como Digo Forlán, Gabriel Milito y Esteban Cambiasso.

Hasta antes de este mercado de pases eran 11 los chilenos que habían vestido la camiseta celeste y blanca de Avellaneda. El primero fue Sergio Livingstone en la década del 40. Después lo hicieron Jaime Ramírez, Manuel Neira, Marcelo Vega, Pablo Contreras, Adrián Rojas, Milován Mirosevic, Pablo Galdames, José Luis Villanueva, Reinaldo Navia y Gonzalo Espinoza.

"Cerca de un año estuve. Yo me vengo antes de que salgan campeones, al igual que Manuel Neira. Busqué otras opciones, yo estaba a gusto en Racing, pero no con el técnico", comenzó contando Vega.

Y agregó: "Nadie se quería ir de Racing, yo siempre busqué llegar ahí, siempre me gustó Racing. Todo lo que viví fue muy lindo, los clásicos, las pretemporadas, todo".

"Teníamos un buen equipo, jugaba Milito que después fue figura en el Inter, Principiano que luego vino a Colo Colo, estaba (José) Chatruc, "Gato" Sessa, Úbeda, que era nuestro capitán, también Nicolás Diez, hoy con Beccacece y exayudante de Sampaoli", agregó el "Tobi".

Sobre el clásico: "La gente allá es demasiado ultra fanática, recuerdo que en el clásico que jugué hubo hasta balazos. Hablamos de barras inmensas, que entran armas y que es muy difícil controlarlas".

De no contar con ninguno, a tener cinco, eso dejó el mercado de pases en Avellaneda para los chilenos. El clásico recién se disputará a finales de febrero, pero antes podría haber un cruce histórico, ya que si ambos avanzar en sus respectivas llaves en la Copa Libertadores, chocarán en los cuartos de final, lo que no solo paralizaría Avellaneda y Argentina, sino también a toda América.

Etiquetas

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '