Internacional
Miércoles 25 de septiembre de 2019
Internacional

La figura alemana que rechaza a los que ganan dinero por Instagram

En un discurso macizo, el germano Sandro Wágner expresó su visión de la red social de moda en el mundo.

Por: L. Rivera Talpen
La figura alemana que rechaza a los que ganan dinero por Instagram

Sandro Wagner tiene un amplio currículum en el fútbol alemán y varias distinciones con su selección, donde fue el goleador del equipo camino a Rusia 2018 y ganó la Copa Confederaciones ante Chile. Formado en el Bayern Munich, tiene pasos goleadores por Duisburgo, Werder Bremen, Kaiserslautern, Hertha Berlín, Hoffenheim y Tianjin Teda (China), el último club que lo recibió tras dejar su país. 

Con la tranquilidad que ofrece el fútbol asiático, el germano ha tenido tiempo para analizar lo que ocurre en el mundo y entregó un macizo mensaje sobre las redes sociales en diálogo con el portal T-Online

"Siempre me ven como una persona que vive en la edad de piedra sólo porque no uso de manera activa esas tonterías. Las redes sociales son una gran lacra. Durante una pretemporada ingresé anónimamente a Instagram para ver qué pasaba. Y me faltan palabras. La forma que se tratan entre ellos es tan aburrida, antisocial y sin sentido. Me pregunto, ¿a dónde lleva esto?... La gente vive allí para compartir su vida con otros", comenzó diciendo el atacante. 

"No hacen nada y ganan dinero si los veo desayunando. Me parece enfermizo, porque a los niños les da una imagen falsa de vida. Veo el peligro en que nuestros hijos se vuelven cada vez más estúpidos y, en la última instancia, infelices al seguir a modelos equivocados que pintan un mundo más glamuroso... Y cuando veo a estos pequeños gánsters de Instagram con sus cadenas de oro... En la vida real, mamá tiene que venir si hay algún problema", extendió. 

Wagner, además, comentó: "Vivir tus experiencias, desarrollarte con el contacto real con otras personas, sentir cómo fluyen las cosas... De eso hay cada vez menos y tiene un efecto en la sociedad. Pero tal vez sea normal en estos días. O yo no soy normal, también puede ser. Sé que a veces parezco arrogante, especialmente para los que no me conocen bien. Pero la honestidad y la arrogancia son dos pares de zapatos diferentes. Creo que sería bueno que uno u otro colega no se tomara a sí mismo tan en serio. Como humanos, no somos diferentes de, por ejemplo, aquellos que cuidan de nuestros mayores por ocho euros la hora". 

 

Etiquetas

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '