Internacional
Martes 20 de febrero de 2018
Internacional

Excompañero de Vidal confesó que se dejó perder un partido

Douglas Costa reveló que cuando estaba en Gremio perjudicó al Internacional de Porto Alegre para que no saliera campeón.

Excompañero de Vidal confesó que se dejó perder un partido

En los finales de los torneos, cuando los equipos están por definir quién será el ganador pueden ocurrir cosas como lo que comentó en una entrevista en YouTube, el jugador de la Juventus, Douglas Costa.

El brasileño se sinceró con el periodista Thiago Asmar y reveló que una vez el Gremio de Porto Alegre se dejó ganar para que el Internacional, su archirrival, no fuera campeón. Todo ocurrió en el Brasileirao del año 2009.

"Fuimos con el equipo reserva, en los primeros 45 minutos marcamos un gol y el primer tiempo acabó con 1-1. En el descanso, llegó la noticia de que el Inter era campeón con ese resultado", reveló el excompañero de Arturo Vidal.

"Hicimos unos cambios, ¿pero te imaginas que con el equipo reserva ganamos al mejor equipo de Brasil, que aquel año era el Flamengo, y se lleva el título el Inter? Yo hice unos regates por acá, otros por allá, pero todo lejos de la portería. Era un partido difícil para estar en el campo. No podía entregarme porque era feo, pero tenía que jugar para no ganar. Al final, todo bien, ¿no? 2-1 para el Flamengo y todo el mundo celebró, todo bien", añadió.

El jugador también aseguró que ningún dirigente dio una orden directa de que el Gremio se dejara perder, pero hicieron ver que esto sería una mancha en la historia del club.

"Nos dijeron que podíamos hacer lo que quisiéramos, que la responsabilidad era nuestra. Que si ganábamos la gente iba a invadir la pista del aeropuerto y no podríamos salir. Que la afición de Gremio iba a querer matarnos. Sería una cosa que mancharía la historia de Gremio: dar el título al Inter", finalizó.

Etiquetas

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '