Internacional
Internacional

Argentinos invirtieron más de US$7 millones en chilenos

Siete futbolistas nacionales fueron contratados en el fútbol trasandino durante el mercado de pases de ese país.

Por: Luis Rivera Talpen
Argentinos invirtieron más de US$7 millones en chilenos

El fútbol argentino vuelve a tener un tinte chileno con la incorporación de siete jugadores en el mercado de pases.

Pedro Pablo Hernández y Francisco Silva en Independiente; Gabriel Arias, Eugenio Mena y Marcelo Díaz en Racing; Pablo Galdames en Vélez Sársfield; y Fernando Cordero en San Martín de Tucumán son los nacionales que se incorporaron a la Superliga de ese país. Estos siete se sumaron a Alfonso Parot (Rosario Central), Paulo Díaz (San Lorenzo),y Marcelo Larrondo (pasó de River Plate a Defensa y Justicia).

De los que llegaron, Marcelo Díaz es el precio más caro. La "Academia" desembolsó 2,5 millones de dólares para contratarlo desde Pumas UNAM. El segundo más alto de estos jugadores "seleccionables" por Reinaldo Rueda es Pedro Pablo Hernández. Independiente pagó a Celta de Vigo US$ 1,5 millones por el "Tucu". 

Otra de las operaciones millonarias la protagonizó el arquero Gabriel Arias. Racing transfirió 1,2 millones de la moneda estadounidense a la tesorería de Unión La Calera, donde el guardavallas pudo cumplir su sueño de atajar por la Roja. También logró su objetivo de pasar rápidamente a un club más competitivo. 

En paralelo, US$ 1 millón también pagó el elenco albiceleste por Eugenio Mena, quien se desempeñó en Bahía en su último periplo por Brasil. Esa misma cifra, además, destinó Vélez para quedarse con Pablo Galdames, formado en Unión Española. 

Así, 7,2 millones de dólares han invertido los equipos argentinos en jugadores chilenos.

Francisco Silva y Fernando Cordero, en tanto, llegaron sin costo a Independiente y San Martín de Tucumán, respectivamente. 

 

Etiquetas

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '