Copa Libertadores
Copa Libertadores

Cornejo y Magnasco, los más bajos en una noche para el olvido

Universidad Católica perdió 3-2 contra Libertad en un partido marcado por desconcentraciones increíbles y un pobre nivel de los lateral. Buonanotte tampoco fue solución.

Por: L. Rivera Talpen
Cornejo y Magnasco, los más bajos en una noche para el olvido

Dituro: bajo el horizontal mostró reacciones notables que evitaron un par de goles paraguayos, pero al salir no estuvo seguro. Casi regala un gol y a veces se equivocó en la salida. Raro en él. 

Magnasco: en deuda completamente. El segundo tanto de Libertad llegó luego de una mano infantil y prácticamente inexplicable cerca de la línea del lateral. Fue desbordado y eso que su mejor virtud es la velocidad y potencia. 

Lanaro: no ofreció la seguridad que acostumbra y mantuvo un fuerte duelo con Óscar "Tacuara" Cardozo. En los goles asunceños perdió la marca. 

Kuscevic: una lesión el tobillo sólo le permitió jugar por 45 minutos y mientras estuvo en cancha su nivel fue decayendo. Comenzó a un ritmo alto como todos sus compañeros, pero el oficio de los rivales mermó su actuación. Nada pudo hacer en los dos primeros tantos paraguayos. 

Cornejo: el titular más bajo del equipo de Gustavo Quinteros. El zurdo formado en Audax Italiano no ha podido plasmar en la UC sus buenas actuaciones en el fútbol mexicano y es uno de los refuerzos en deuda. Ante Libertad sus centros no encontraron destino estudiantil y en la marca no cumplió. Recibió una amarilla que lo dejó suspendido.

Fuentes: punto alto en el esquema cruzado. Mete, siempre. Es correcto para distribuir, siempre. Apoya a sus compañeros, siempre. El volante ha sorprendido con su nivel y a pesar de la caída 3-2 destaca su vigor en el mediocampo. Generalmente está bien ubicado para pelear la segunda pelota. 

Aued: no estuvo en su mejor noche. Si bien muestra categoría y pulcritud para elaborar y ser una salida clara desde el fondo, ante Libertad pareció sentir el rigor del calendario exigente que ha tenido el campeón del fútbol chileno.

Fuenzalida: intenso y siempre con intención de encontrar al compañero. Su problema en la noche del miércoles fue que nunca pudo desbordar como lo hace en el certamen local. En el segundo tiempo retrocedió y se ubicó de lateral, perdiendo presencia en los metros finales. 

Pinares: ha jugado mejor en otros partidos por la UC, pero cumple. Es opción por el centro y por la derecha, donde mejor se siente para eludir e intentar rematar. Perdió más balones que de costumbre al intentar quebrar la resistencia asunceña. Por empuje no se queda. 

Puch: generó peligro en los primeros minutos y parecía que encaminaba una noche para el recuerdo después de anotar gracias a un correcto y ajustado remate. Luego perdió intensidad y los erráticos cobros del juez boliviano Gery Vargas lo terminaron sacando de sus casillas. Eso hizo que perdiera presencia en el juego. 

Sáez: el tanto de la agonía fue un premio para la búsqueda y el juego atinado. Cuando tuvo la posesión pivoteó bien, entregó siempre con peligro y siempre preocupó a la zaga rival. El problema es que no le llegó mucho el balón. Su pasión es para aplaudir. 

Huerta: entró por Kuscevic al inicio del complemento. Tuvo un par de cruces notables, pero con el equipo volcado al ataque se vio vulnerable en los contragolpes. 

Buonanotte: la suplencia le ha pasado la cuenta. Ingresó por Magnasco para dar mayor volumen al ataque, pero no pudo entrar en la dinámica de un partido intenso y bastante físico. Sus primeros tres balones terminaron en los pies del rival y no estuvo claro para asociarse y quebrar desbaratar los ajustes del cuadro de Chamot. 

Riascos: el colombiano debe seguir trabajando su puesta a punto. Parece en otra sintonía en la alta intensidad que siempre propone la UC. No funcionó como segundo centroatacante y estuvo más preocupado de discutir con el juez. 

 

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '