CDF Noticias
Miércoles 4 de febrero de 2015

El avión de Green Cross, la tragedia que enlutó al fútbol chileno

Este martes fueron hallados los restos del avión en que viajaba parte del plantel del desaparecido equipo, accidente ocurrido en 1961 en la cordillera de Linares.

El 3 de abril de 1961 el avión DC-3 N° 210 de LAN, que viajaba de la Décima Región a Santiago, se estrelló en las cercanías de Linares con 24 personas a bordo (4 tripulantes y 20 pasajeros), entre los que estaban 10 miembros del plantel del desaparecido Green Cross.

El cuadro albiverde venía de caer por 1-0 ante la selección de Osorno por Copa Chile. Debido a la gran demanda de pasajes aéreos por Semana Santa, el hasta ese entonces aún elenco capitalino se dividió en dos grupos para volar hacia la capital, sufriendo el LAN 210 la mencionada tragedia.

Los futbolistas Héctor Toledo, Manuel "Lito" Contreras, Dante Coppa, Berthe González, David Hermosilla, José Silva, Alfonso Vega y Eliseo Mouriño, más el técnico Arnoldo Vásquez y el kinesiólogo Mario González perdieron la vida en el accidente.

Días después, restos de la aeronave y de los tripulantes habrían sido encontrados por una expedición militar, lo que permitió la realización de un funeral para despedir a los caídos. "Los féretros tenían más cenizas y piedras. La verdad es que se trató de algo más bien simbólico", rememoró Carlos Al-Konr, miembro de aquel plantel y quien no viajó a la Región de Los Lagos por estudios.

Imagen foto_0000000120150204172050.jpg

El lugar donde habría caído el avión se transformó en una especie de mito para los lugareños, principalmente de Linares, que desde entonces realizaron diversas excursiones para dar con el sitio exacto del suceso sin mayor suerte.

HALLAN RESTOS DEL AVIÓN

Este martes, casi 54 años después del accidente, el diario La Segunda informó sobre el hallazgo de restos del fuselaje del bimotor, encontrados por una caravana liderada por los montañistas Leonardo Albornoz y Lower López, a fines de enero.

Éstos no quisieron decir la ubicación exacta, para evitar un posible "saqueo", pero explicaron que estaba bastante lejos de la que se manejaba "oficialmente". Sobre cómo dieron entonces con el sitio, Albornoz indicó a CDF que "fue por descarte. Veníamos hace rato estudiando la zona. Siempre se supuso que estaba en la Quebrada Lástimas, donde antes ya habían buscado mis compañeros, pero no había nada".

"Ya con varios cerros descartados, quedaban menos lugares donde buscar. El día que lo encontramos, algo me decía que estábamos cerca. Y pasó, yo digo que se alinearon todos los astros, porque justo un rayo de sol daba en una parte del avión, mientras que todo lo demás estaba cubierto de nieve", prosiguió.

Albornoz, comunicador audiovisual de profesión, destacó que estaba interesado en el hecho porque "es un historia muy potente en la zona. Desde niño crecimos con la historia del 'avión de Green Cross' y para mí, como audiovisual además, era un gran desafío". No obstante, aclaró que prefirió no registrar el momento para "guardarlo como algo personal".

"Aún no dimensiono lo que conseguimos. A mí no me interesa alcanzar notoriedad con esto, lo hicimos de muy bajo perfil y como un desafío que venía desde hace mucho tiempo", sostuvo.

SALVADOS DE LA TRAGEDIA

Santiago García era el lateral derecho de Green Cross y tomó el vuelo "caletero", llamado así porque tenía escalas en Temuco, Pucón y Concepción ante de recalar a Santiago, travesía que sí llegaría a buen puerto.

A poco de haber cumplido 80 años, el exjugador toma el descubrimiento de la aeronave con emoción. "Me alegra mucho, no sé cómo explicarle, es triste pero agradable saberlo. Es algo muy especial", expresó.

Imagen foto_0000000220150204172050.jpg

Acerca del momento en que se enteró del suceso, narró que luego de arribar a la capital se dirigió hasta el diario La Nación, en donde era linotipista. Ahí, sus compañeros de trabajo le informaron de la desgracia y también que no había sobrevivientes.

"Quedé en shock. Después cuando trajeron parte de los hallazgos vi los documentos y un anillo algo achurrascado de Dante Coppa. Me acuerdo con mucho cariño de los cabros".

Carlos Al-Konr, por su parte, no viajó a Osorno porque debió quedarse en Santiago a dar un control de natación en el Físico. Como anécdota, contó que nunca ha querido saber quién ocupó su pasaje.

"Parece que fue el argentino Eliseo Mouriño (que era reciente contratación de Green Cross) quien ocupó el boleto. Nunca lo he querido saber en verdad, tendría un sentimiento de culpa horrible. El plantel quedó muy deteriorado", cerró.

FOTOS: Gentileza Revista Estadio; año 1961. Colección Biblioteca Nacional de Chile. Disponible en www.memoriachilena.cl

 

 

Etiquetas

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '