Por: Roberto López

Viven

Lo dijo Nicolás Massú hace un tiempo: "nada es imposible hueón, ni una hueá". A eso se aferraron en Unión La Calera en el Torneo Transición.

¿Qué es lo de los cementeros? Un milagro. No hay otra forma de calificar lo que acaba de conseguir el equipo de la Quinta Región interior.

Cada uno es libre de creer o no en milagros. Yo, en los deportivos al menos, todavía creo.

Un cuadro sentenciado estadísticamente, demonizado dentro y fuera de la cancha, logró lo que parecía imposible.

El equipo de Víctor Rivero jugó con todo en contra y, sin embargo, se llevó -hasta ahora-, todos los premios. Merecido. Calera logró el título del Transición con dos fechas de anticipación y la anhelada salvación con una.

No sabemos cómo terminará la historia, porque aún debe jugar una final con San Marcos y luego una promoción, para recién saber si volverá a Primera División, sin embargo, en este caso –quizás más que en cualquier otro-, el final del camino no es lo más importante. El objetivo ya está más que alcanzado.

Párrafo aparte para la resurrección de Víctor Rivero. El entrenador que tuvo una explosiva aparición con San Luis hace algunos años, venía de sonados fracasos con Everton y Rangers. Su carrera parecía estancada y necesitaba reinventarse urgentemente.

Rivero aceptó una misión que parecía un suicidio. Calera arrancó el torneo con una decena de puntos de desventaja.

El entrenador se la jugó por viejos conocidos suyos, más un grupo de jugadores experimentados sedientos de revancha y conocedores de las categorías de ascenso.

Poco importó el pasado "quillotano" de Rafael Viotti, Felipe Salinas o Gonzalo Abán. Jugadores que habían sido la base del exitoso San Luis de Rivero. La fórmula dio resultado.

A sus caballitos de batalla, el estratega canario le sumó elementos de experiencia. La solvencia de Lucas Giovini y Claudio González en el arco, la claridad de Fernando Saavedra y Paulo Rosales en el mediocampo y la velocidad de Francisco Sánchez en la banda diestra. Por citar algunos.

Por imposible que parezca, Unión La Calera está a las puertas de un retorno impensado. Sus hinchas están felices y es comprensible. Calera está viva. Quizás, como nunca antes.

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '