Selección Chilena
Selección Chilena

A 28 años del escándalo del "Cóndor" Rojas en Brasil

El 3 de septiembre de 1989, Chile fue protagonista del episodio más bochornoso del fútbol moderno. En plena cancha del Maracaná, Roberto Rojas se cortó la ceja bajo el propósito de excluir a Brasil del Mundial de Italia 1990.

El 3 de septiembre de 1989 difícilmente sea un día que se borre del colectivo nacional del fútbol chileno, en especial por parte de los fanáticos de La Roja. Ese día Chile visitó en el estadio Maracaná a Brasil con un solo propósito: obtener una victoria que le permitiese clasificar a la Copa del Mundo de Italia '90.

El empate obtenido en Santiago obligaba a la escuadra nacional a ganarle al "Scratch" en el mítico estadio carioca. Y las cosas partieron mal tras la anotación de Careca a los 49'.

La derrota dejaba a La Roja nuevamente fuera de una cita panetaria. El dominio brasileño era absoluto, y las opciones se fueron diluyendo con el paso del tiempo, hasta que llegó el minuto 67.

Una bengala cayó en el área sur del Maracaná y Roberto Rojas se arrojó al suelo, acusando que el proyectil lo impactó en la cabeza. Posteriomente vinieron las crudas imágenes del portero ensangrentado y el "gesto" de Patricio Yáñez al público local.

De inmediato los jugadores chilenos, capitaneados por Fernando Astengo, abandonaron la cancha y recriminaron la "falta de garantía" para continuar con el juego.

Pasado los días, la Conmebol desestimó las acusaciones de Rojas y sospechó de una farsa "previamente planeada" por el portero, dado que según los directivos, era imposible que una bengala cortara su ceja. Allí surgió la teoría de la "auto-causa" de un corte.

El tiempo pasó y paulatinamente el panorama se tornó oscuro. En entrevista con "La Tercera" en junio de 1990, el exportero de Colo Colo confesó el fraude. De paso se supo que el técnico Orlando Aravena conocía los detalles del hecho y obligó a Rojas a quedarse más tiempo en la cancha para así descalificar al Maracaná.

Diez días después del "Maracanazo" y mucho antes de la confesión del "Cóndor", la FIFA, que en aquella época tenía de presidente al brasileño Joao Havelange, castigó "de por vida" a Roberto Rojas para realizar cualquier actividad vinculada al fútbol. 

El castigo también cayó sobre la Federación Chilena de Fútbol, excluyendo a La Roja de las Clasificatorias para la Copa del Mundo de Estados Unidos '94. Lo llamativo es que durante este tiempo, Chile organizó la Copa América de 1991.

Entrado el año 2000, Roberto Rojas recibió la amnistía por parte de la FIFA. A esa altura el daño ya estaba hecho y Chile pasó a la historia como el protagonista de uno de los escándalos más grande del fútbol mundial.

Etiquetas

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '