Primera B
Miércoles 2 de agosto de 2017
Primera B

Sáez aclaró su taquicardia y recordó anécdota con Bielsa

Una fuerte imagen dejó el inicio de la Primera B el pasado fin de semana. Esteban Sáez, defensa de Deportes Valdivia, terminó en el piso por problemas cardíacos, pero fue sólo el susto del momento, asegura el jugador con pasado en la Roja.

Por: Verónica Bianchi
Sáez aclaró su taquicardia y recordó anécdota con Bielsa

Esteban Sáez hizo noticia. No por marcar un golazo ni tampoco por evitar un tanto del rival en la línea. El defensor sufrió una taquicardia en pleno partido contra Coquimbo Unido, una dramática imagen que generó preocupación a lo largo del país.

Sáez perdió sensibilidad en la parte izquierda de su cuerpo. Hubo incertidumbre, preocupación y rápida asistencia. Más allá del susto, el hecho quedó ahí. El jugador de 28 años sacó como conclusión que "el problema fue seguir jugando luego de haber recibido un fuerte golpe. No soy Superman, soy el Pepino no más...así me dicen".

En conversación con CDF Noticias, Sáez aclaró desde el inicio: "No tengo ningún problema cardíaco. Estoy súper sano, pero en ese momento pensé lo peor, que me moría. Cuando vi el video por CDF me puse a llorar de la pena. Este jueves empiezo a entrenar de menos a más para volver rápido a jugar".

Más allá de esa acotación, el defensa con pasado en Palestino, Cobresal y River Plate de Uruguay, entre otros clubes, tiene bastante más que contar. Muchos desconocen que "El Pepino" compartió con varios de la actual selección bicampeona de América, incluso hasta el día de hoy mantiene una estrecha amistad con Eduardo Vargas.

"Concentrábamos juntos con Edu y ahora siempre hablamos después de los partidos. Es un orgullo verlo como juega por la Roja. Siempre le digo que él es un Formula 1", apunta el zaguero.

Sáez ha sido en varias oportunidades sparring del equipo de todos. Ahí compartió con Marcelo Bielsa. Entre risas, Esteban cuenta una anécdota imborrable. "Cuando Bielsa se fue de Chile me llamó por teléfono para decirme que me iba a recomendar al futuro cuerpo técnico. Yo creí que era una broma y le corté el teléfono. No pensé que era el rosarino", rememora.

Las anécdotas no terminan ahí. "Una vez en Juan Pinto Durán, Luis María Bonini me pilló en chalas yendo a cenar, lo que estaba prohibido por el PF. Pero mis compañeros me habían escondido mis zapatillas. No puedo reproducir todo lo que me dijo, pero fue divertido", agrega.

Seguramente en lo que le queda de carrera, Esteban Sáez sumará más historias como éstas con su simpatía, muy comentada en el ambiente. El susto ya pasó y queda claro que hay "Pepino" para rato en las canchas del fútbol chileno.

Etiquetas

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '