Por: Verónica Bianchi

Jarita, y tú, ¿qué opinas?

Soñábamos con ganar, meternos entre los cuatro mejores, hacer la gracia, romper la historia, gritar hasta quedar sin voz, dejarlos fuera y pensar en el que viene. Con una marraqueta más crujiente, olvidarnos de los problemas y andar más felices.

Sueño cumplido. Qué importa si hoy había que esperar la micro más de lo habitual, si el metro venía lleno, si el de al lado te empujaba, si había restricción, si llegabas tarde al trabajo.

¿Ganar? ¿O ganar como sea? Hoy es el día nacional de la opinión. Todos la tienen: el conserje, la doctora, el vendedor de diarios, la abogada, el cartero, el periodista, el hincha, el periodista-hincha, el junior, el jefe.

Que no es la primera vez, que Jarita nos salvó, que le hicimos lo que ellos hacen siempre, que como pecas, pagas, que la viveza, que la chispeza, que esto es fútbol. Tantas cosas se escuchan y nadie tiene la verdad, porque cuando hay sentimiento y pasión, ¿cómo le haces cambiar de opinión a otro?

Para muchos, Chile fue más "vivaracho". Para otros fue ordinario. Gonzalo Jara fue protagonista sin anotar, sin salvar una pelota brillante y sin ser el motor del plantel. Y sin ser expulsado. Fue quien utilizó la picardía ligada a la ordinariez para ser beneficiado. Lo logró. El mundo entero lo vio. Y un país completo lo festejó.

Cavani entró a la cancha afectado. Tras la primera tarjeta amarilla se descolocó, pero aún tenía raciocinio. Hasta que se encontró con Gonzalo Jara.

Que no me digan que la provocación es algo nuevo. Acá no fue el acto en sí lo novedoso, sino que haya sido un chileno el que saca de sus casillas a un uruguayo. Y justo a él, al que llegaba débil, al que era más fácil desconcentrar, a la figura charrúa. Al goleador que esa noche no celebró y que sólo gritó descompuesto tras la roja de Ricci.

Lo de Jara fue feo, y por lo mismo podrá ser sancionado. Pero de que sirvió, sirvió. Que fue importante para ganar, lo fue. Y esa victoria ayudó a cumplir con los sueños de millones.
Fue un miércoles agotador, que terminó con el ansiado premio. Que tuvo un gol inédito de Isla en Ñuñoa. Que tuvo el honesto y encomiable desmadre de Alexis ... y a Jara.

A Jarita. Para bien o para mal.

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '