Internacional
Miércoles 26 de julio de 2017
Internacional

Futbolista argentino se retiró para salvar a su sobrino

Alejandro Benítez decidió dar un paso al costado en el fútbol para mantener con vida a Milo.

Futbolista argentino se retiró para salvar a su sobrino

Alejandro Benítez es un futbolista de 30 años y es un histórico de Central Larroque de Entre Ríos, equipo del Federal C de Argentina. Le apodan el "Lulo" y de un día para otro su vida cambió debido a la salud de su sobrino.

"No dudé un segundo", comentó Benítez a MDZ Radio a la hora de donar parte de su hígado a su sobrino Milo, quien después de 38 días de su nacimiento se le detectó una obstrucción biliar y la única solución para salvarle la vida era con un trasplante.

"La única que quedaba era hacerle la donación de hígado y estaba la posibilidad mía porque la madre era la única compatible pero era operada del corazón, así que no podía. Y bueno no dudé un segundo y me ofrecí enseguida a ser el donante, así que apuramos los trámites y nos derivaron al hospital Austral de Pilar, porque si no entraba en la lista del Incucai y el nene se moría", relató el "Lulo".

La vida sana de un futbolista ayudó para el éxito de la operación. "Mi hígado estaba en buenas condiciones, estaba perfecto. Milo entró desnutrido y habían dicho los médicos que era como una flor que se estaba marchitando, y con la cirugía esa flor empezó a regarse y gracias a Dios ahora Milo es un nene prácticamente normal", comentó.

La heroica acción de Benítez tuvo sus consecuencias en su vida de deportista. "Decidí abandonar todo y hacerlo por él. Se va a extrañar el fútbol. Tengo toda mi vida en el club. Uno hace mucho esfuerzo para entrenarse, teniendo una vida y un trabajo aparte, pero obviamente hay cosas más importantes y no me voy a arrepentir nunca de lo que hice", señaló al diario Olé.

Finalmente, el "Lulo" se refirió a las posibilidades médicas de volver a jugar. "Me dijeron que el hígado ya no vuelve a regenerarse al cien por ciento y para recuperarme tengo que hacer reposo absoluto durante casi un año. Recién a esta altura del año que viene podría empezar a moverme, y ahí tendría que ver si no surgen dolores o complicaciones. Y el ritmo y los roces de una competencia también podrían ser un riesgo. Aparte acá son complicados... Se enteran de que te operaron y van a pegarte directo a la cicatriz", cerró entre risas el "Lulo".

Foto: Gentileza cadenaser.com

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '