Internacional
Jueves 27 de julio de 2017
Internacional

Contreras reveló anécdotas y el miedo del plantel a Bielsa

El exdefensor de la selección chilena contó sobre jugadas y dijo que los jugadores se intimidaban con su presencia.

Contreras reveló anécdotas y el miedo del plantel a Bielsa

La llegada de Marcelo Bielsa a Lille tiene revolucionados a los medios de Francia. Ya había pasado cuando estuvo en Marsella y ahora en su nueva etapa otra vez llena los medios con los aspectos más desconocidos de su carrera.

Ahora la revista So Foot publicó una entrevista a Pablo Contreras, quien contó detalles y anécdotas de su trabajo junto al rosarino en la selección chilena y reveló que el técnico intimidaba con su personalidad al plantel.

"A Marcelo Bielsa lo conocí cuando tenía 32 años. Yo ya era un jugador con experiencia. Nunca pensé que iba a tener la suerte de ser entrenado por él. Mis colegas que lo habían tenido en la selección argentina me hablaban mucho de él. Marcelo Gallardo, a quien conocí en Mónaco, decía que era un tipo intenso; luego Berizzo, Gustavo López, Caballero en el Celta de Vigo me hablaban siempre de él. Yo me decía, 'si él era tan bueno como me lo contaban, tenía que empaparme de sus consejos'. Y, efectivamente, a nivel táctico, Marcelo me enseñó muchísimas cosas", contó Contreras.

El exdefensor albo contó varios hechos que grafican la personalidad y forma de trabajar del rosarino.

"Las sesiones de video eran muy locas, analizábamos nuestros anteriores partidos. Interactuaba con nosotros, nos hacía preguntas: '¿Quién no llegó a tiempo al segundo poste?', '¿Usted estima que lo hizo bien?' Y era siempre muy meticuloso. Un día hicimos una sesión de video y nos dijo: 'Muy bien, señores, una buena elaboración, muy buenos desplazamientos', y luego detiene el video para ver un centro que pasa volando hasta el segundo poste y nadie logra atraparlo. Él dice: 'Aquí hace falta algo'. Nosoros nos decíamos: 'Mierda, ¿Qué nos hace falta?', y él dice: 'Pero, carajo, ¿Dónde está Rodrigo Tello?, ¿No aparece en la pantalla?' Y no podíamos reírnos. El tipo estaba serio. Si te reías, él paraba el video y ponía fin a la sesión. Ya lo había hecho antes. Era extremadamente severo", dijo.

"Marcelo siempre estaba sentado delante de la pantalla y nosotros detrás. No sé si tenía ojos biónicos, pero uno un día, uno de nosotros, Pedro Morales, estiró las piernas en la silla que estaba delante suyo y se puso cómodo. Marcelo se viró y le dijo '¿Usted se sienta así en casa, cuando cena con su esposa? Entonces, ¿Por qué lo hace aquí?' El nos trataba de 'usted' permanentemente. En el mundo deportivo, ultra severo también", añadió.

"Nos entrenábamos con Bonini haciendo bromas y Marcelo llegaba luego. Bonini nos decía: 'Marcelo acaba de llegar, espero que estén listos'. Marcelo preguntaba a Bonini: '¿Profe, ya están listos?', Bonini le respondía 'Sí, Marcelo'. Y si el trabajo no se había hecho bien, Marcelo se enojaba con el segundo entrenador: 'Pero usted me había dicho que el ejercicio ya había sido comprendido, ¿Cómo hacemos ahora?' Él se iba y volvía a comenzar diez minutos más tarde", completó.

Una gran anécdota es la que involucró también a Gary Medel. "Era la época en la que Gary era exuberante en su manera de ser. Marcelo le dijo un día: 'Gary, me parece que usted ha subido tres kilos'. Gary le respondió: 'No, entrenador. Estoy perfecto'. Marcelo le dice: 'Súbase a la pesa, Gary'. Y Gary había subido exactamente tres kilos. Increíble", contó Contreras.

Otro aspecto del entrenador rosarino era el temor que infundía en los jugadores. Contreras lo narra con una anécdota: "Marcelo nos intimidaba con sus palabras, sus gestos. En serio. Juro que nos asustaba, que nos impresionaba, incluso a mí que para la época ya era viejo. Una le dijimos a Bonini: 'Profe, estamos cansados'. Porque el trabajo era muy intenso, los isquiotibiales cansados, los aductores quemados. Bonini dijo: 'Ok, le diré a Marcelo'. Marcelo vino hacia nosotros: 'El profesor me dijo que están cansados'. Se volvió hacia Gonzalo Jara y le pregunta: 'Gonzalo, ¿Está cansado?' Gonzalo le dice que está bien. Me pregunta a mí: 'Pablo, ¿está cansado?' Yo era el más viejo, estaba fundido. Le dije: 'No, Marcelo, estoy impecable'. ¡Nadie estaba cansado! Bonini viene entonces y nos dice: "Son unas gallinas, bastardos, cuando viene el hombre se paralizan".

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '