Internacional
Lunes 24 de julio de 2017
Internacional

25 años de la Premier League, la liga más poderosa del mundo

En 1992 comenzó la competencia que un cuarto de siglo más tarde es la más famosa y millonaria del planeta. Una historia siempre cercana a la polémica. El fin de semana arranca la versión 2017-2018.

Por: Sebastián Carrizo
25 años de la Premier League, la liga más poderosa del mundo

Un suceso trágico estuvo a punto de acabar con el fútbol inglés. En la tarde del 15 de abril de 1989, en Sheffield, 96 personas murieron aplastadas contra las barandas del estadio de Hillsborough, en el partido que enfrentaba a Liverpool Nothingham Forest por las semifinales de la Copa FA de la temporada 1988-1989. 

La peor tragedia en la historia del fútbol inglés ocurrió solo cuatro años después de lo sucedido en el estadio de Heysel, en un partido por la Copa de Europa de los Reds ante Juventus, y la tragedia de Valley Parade, un estadio de la tercera división, en la que murieron 56 personas. El luto por las muertes y la violencia de los hooligans extendieron sobre el deporte más popular del país un manto de pesimismo que costaría décadas mover.

En ese escenario, a fines de los '80, dos hombres vieron la oportunidad de hacer algo grande. David Dein, quien en ese momento era el vicepresidente de Arsenal, uno de los Big Five del fútbol inglés, y Greg Dyke, ejecutivo del canal ITV y jefe de la sección ITV Sports, se reunieron para buscar la forma transmitir los partidos de los conjuntos más grandes. 

La idea de Dyke era comprar por separado los derechos de los clubes del Big Five, entre los que estaban Arsenal, Manchester United, Liverpool, Everton y Tottenham, para ofrecerlos a través de su señal. Fuera del acuerdo quedarían los otros 17 equipos que en ese momento conformaban la Football League. 

Sin embargo, la Football League se enteró de los planes de los clubes grandes y apuró un nuevo acuerdo con todos los clubes para vender los derechos de televisación por cuatro años, con un aumento del 25% de los dineros a repartir. 

Cuando el final de ese acuerdo llegó, en 1991, los clubes del Big Five ya estaban preparados para algo más. Sabían que no volverían a tener un contrato como el anterior y comenzaron a buscar opciones. "Tuvimos una cena con los del Big Five y les dije: 'No vamos a obtener este trato de nuevo. La Liga está mejor organizada. No vamos a lograr lo mismo, así que ¿qué haremos?'", contó Dyke hace una semana en una entrevista con el diario The Guardian. 

La respuesta de Dein fue la de salirse de la Liga. Pero el problema era la FA, a quien debían convencer para seguir funcionando de manera oficial.

Un hecho fortuito que se produjo solo meses antes ayudó a conseguir esa venia de la asociación: Graham Kelly, director de la Football League, dejó su trabajo para ir a ocupar un puesto en la FA. Así que cuando los voceros de los Big Five llegaron a las oficinas de la FA para ofrecer la idea se encontraron con al menos un par de oidos receptivos. 

Después de la reunión, Kelly comenzó a analizar las alternativas para aceptar la propuesta de una nueva liga y las ganancias que podría generar. Las primeras reuniones se realizaron en secreto, en hoteles reservados con nombres de fantasía, y se ocuparon casi exclusivamente en el primer tópico que generaba polémica: la reducción del número de clubes de 22 a 18. 

Kelly calculó que el menor número de clubes agrandaría las ganancias por la mayor exposición de los equipos en la televisión. Así, cuando más equipos se sumaron a la idea y comenzaron a entregar sus propuestas, lo único que no podía ser cambiado era el número de clubes que participarían en la Super Liga, como se bautizó en ese momento. 

La FA organizó una reunión informativa con los equipos para dar a conocer el proyecto. En el interior, veían a la Super Liga como una oportunidad para retomar el control del fútbol que veían amenazado por la Football League. Sin embargo, pronto la reunión derivó en que los clubes menores no querían la reducción. "Es su liga, ustedes deciden", dijo el presidente de la época de la FA, Sir Bert Millichip

Se estableció una reunión en un salón paralelo para establecer un acuerdo de fundadores de la nueva liga. Se apuntó a Kelly como encargado y se generó un documento que es una especie de acta fundacional de la actual Premier League. En ese momento, sin embargo, solo contenía dos cambios sustanciales: se suprimirían los antiguos comités y subcomités y todas las votaciones pasarían por el pleno de presidentes, con un voto por cada uno. Lo segundo fue la división del dinero. No habría dinero para las divisiones más bajas y todo el dinero se dividiría con la fórmula 50-25-25: La mitad entregada en partes iguales a todos los equipos, un cuarto según la posición en la liga anterior y el otro cuarto dependiendo de la aparición de cada club en TV

Es esa división del dinero la que muchos analistas ven hoy como parte del problema que enfrenta el fútbol inglés. Según ellos, la Liga creció sin colaborar con las otras divisiones y eso no ayuda a buscar jugadores locales para la selección inglesa. Además, ven que la distribución hace más ricos a los clubes ricos  y mantiene chicos a los chicos, quienes prácticamente no tienen opción de ser campeones. 

Pronto la nueva liga fue anunciada y comenzó a trabajar de manera dinámica, apoyada en sus estatutos de votación. "Para hacer un omelette se necesitan romper huevos y nosotros rompimos muchos huevos en esa época. Formamos una nueva entidad legal, nos reinventamos con una estructura de votación mejorada en la que nosotros podíamos ser los dueños de nuestro destino. Nos dimos la oportunidad de beneficiarnos de nuestras partes interesadas. Sabíamos que teníamos un avión que iba a despegar pero no sabíamos lo alto que iba a llegar", dice Dein 25 años después.

La Football League intentó en tribunales retener su poderío pero finalmente se quedó solamente con un acuerdo para la promoción de los equipos campeones y el descenso de los últimos de la Premier League. Recibió una carta de renuncia de parte de los 22 clubes que Rick Parry, el primer presidente de la Premier League y exejecutivo del Liverpool, escribió personalmente para cada uno. 

Por fuera, Greg Dyke esperaba la formación de la nueva liga para ofrecer un acuerdo. Sin embargo, con la publicidad que se le había dado al tema ya no era el único en competencia. Desde Nueva York, el multimillonario empresario de los medios de comunicación, Rupert Murdoch, había escuchado el tema y ofreció que los partidos fuesen transmitidos a través de su cadena Sky Sports. La mitología cuenta que la oferta de ITV, que llegó atrasada, fue mucho mejor que la inicial de Murdoch. Éste, desde su casa en Manhattan, instruyó una nueva oferta, también fuera de plazo, que fue aceptada con una votación de 16-6. 

"La relación con Sky es una de las razones clave para el éxito de la Premier League", dice Parry. 

Finalmente la liga comenzó con los 22 equipos formadores pero con el aviso de que en tres temporadas el descenso sería de cuantro elencos. El 16 de agosto de 1992, Sky Sports presentó el primer Super Sunday con el partido entre el Nottingham Forest y Liverpool. El primer campeón fue Manchester United.

El jugador más goleador en sus 25 años de historia es Alan Shearer, con 260 goles. 

La primera Premier League con 20 equipos fue en la temporada 1995-1996. 

Hoy, 25 años después, la Premier League es la marca más fuerte en el mundo del fútbol y uno de los productos de exportación más importantes que tiene Gran Bretaña. Es televisada a 210 países y genera más 5 mil millones de euros de ganancias, según un estudio de la empresa Deloitte.

 

Etiquetas

Noticias Relacionadas

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '