Columna
Por: Matías Fuenzalida

La elección de Renton

Ni la fría niebla de Edimburgo, ni la culpa, ni la persecución de la policía. Nada le importa a Mark Renton mientras corre por las calles de la capital escocesa con destino desconocido. Tampoco le preocupa qué pasará con su vida, solo trata de conseguir algo de dinero para comprar más drogas y evadir cualquier cosa que le parezca convencional.

Mientras Iggy Pop interpreta "Lust for Life", Renton enfila por la popular y transitada Princess Street a paso rápido, perdiéndose una vez más en los suburbios de la ciudad y pensando en voz alta lo que definitivamente no está en sus planes.

"Elige una vida. Elige una carrera. Elige un trabajo. Elige una familia. Elige a tus amigos. Elige un departamento piloto. Elige pagar un traje de marca en cuotas. Elige sentarte en el sofá y ver en la tele concursos que emboban la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de comida basura".

Así comienza Trainspotting, película del director Danny Boyle basada en la novela homónima del inglés Irvine Welsh, cuya segunda parte llegará a las salas chilenas el próximo 9 de marzo. Estrenada en 1996, retrata de manera magistral la atmósfera gris de Edimburgo en los noventa, donde la crisis económica no importaba demasiado a un grupo de jóvenes que diluían sus sueños en la heroína.

En la primera entrega, Renton, el antihéroe y protagonista, rehúye cualquier tipo de decisión importante y solo ve cómo pasa el tiempo delante de sus ojos sin motivación alguna. Hasta que una fuerte crisis de abstinencia, debido a tanta jeringa cargada de ese fuerte y adictivo analgésico, lo transporta a su infancia.

Está en su antigua pieza, en la casa de sus padres, desesperado, atormentado. En ese lugar, seguramente hizo su primera elección, la única, la más importante: su equipo de fútbol, sus colores. Ahí, detrás de su cama, están los afiches, las fotos y los banderines del Hibernian F.C., club fundado en el año 1875 por inmigrantes irlandeses en Leith, barrio del norte de Edimburgo.

Los "Hibs" visten de verde y llevan en su escudo el arpa de Irlanda en honor a sus orígenes. Tienen 4 títulos de liga en sus vitrinas y protagonizan uno de los derbis más antiguos del mundo ante el Hearts, equipo en el que alguna vez estuvo Mauricio Pinilla. Un duelo siempre opacado por el dominio y poderío que viene desde la vecina Glasgow, donde juega el Celtic y el Rangers.

La historia del Hibernian y la de Renton se mezclan en Trainspotting. Años de deambular en la incertidumbre, esporádicos momentos de euforia y una crisis en los 90, cuando insólitamente los eternos rivales del Hearts intentaron comprar el club tras una grave situación financiera.

"Elige pudrirte de viejo, cagándote y meándote en un asilo miserable, siendo una carga para los niños egoístas que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro, elige la vida".

El personaje creado por Welsh se toma con ironía los momentos claves de la existencia e intenta escapar en vez de elegir un camino. Pero ahora, atado a su cuna e implorando una nueva dosis, debe decidir qué hacer. Al igual como cuando despreció el granate del Hearts y se inclinó por la camiseta albiverde del Hibernian, esa que también lució la leyenda, George Best.

Este 9 de marzo podremos ver si Mark Renton por fin toma las riendas de su vida, cuando Trainspotting 2 se instale en nuestra cartelera. Mientras tanto, los "Hibs" siguen luchando por volver a la primera división del fútbol escocés.

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '