Columna
Por: Roberto López

Está bien

Uno adentro y otro afuera. Así terminó la primera intervención de los equipos chilenos en la Copa Libertadores 2018.

Adentro Wanderers, el inédito representante de la Primera B de nuestro fútbol, que se dio el gusto de avanzar frente al discreto Melgar de Arequipa. Meritorio y justo. No es su objetivo principal. En Valparaíso sólo piensan en el retorno a la Primera División y así debe ser.

Afuera Universidad de Concepción. Esperable. El "Campanil" fue inmensamente inferior a Vasco da Gama. No tenía por qué ser diferente.

2018 es un año en que el fútbol chileno tratará de demostrar que las cifras están erradas. Que no somos la penúltima liga de Sudamérica y que podemos no sólo participar en los torneos de clubes de nuestro continente. Debemos ser capaces de competir.

Muchos ven en la vuelta de los torneos largos una suerte de pócima mágica que transformará a los equipos chilenos en competitivos otra vez. No me inscribo. Sencillamente porque eso significaría suponer que alguna vez lo fueron. Y no es así.

Las grandes campañas de Colo Colo, Universidad de Chile, Universidad Católica, Cobreloa y Unión Española –aquellos que tocaron la gloria o al menos la rozaron-, no fueron una constante. Fueron excepciones, en medio de un mar de resultados mayoritariamente malos.

No eran, en todo caso, Wanderers y la Universidad de Concepción los encargados de lavar la desmejorada imagen de los equipos chilenos en el plano internacional. Escuadras que clasificaron por mérito propio, pero que no tienen los recursos ni la jerarquía para "sacar la cara por Chile". ¿Por qué debería recaer en ellos esa mochila? No hay razón alguna. No les corresponde.

La responsabilidad recae, y es justo que así sea, en los de mayor presupuesto y palmarés. Colo Colo y La U en esta oportunidad.

Guede y Hoyos deberán sacar a relucir la mejor versión de sus escuadras para intentar avanzar en la fase de grupos. La tiene más difícil Universidad de Chile, evidentemente. Sus rivales son de mayor alcurnia que los de los albos. No hay discusión posible.

Por ahora no hay mucho para festejar, ni mucho de que lamentarse. Está bien que así sea.

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '