Columna
Por: Roberto López

De manual

Universidad Católica necesitaba ganar y lo hizo. Planteó el partido asumiéndose inferior a su rival y no está mal. Me pareció hasta inteligente.

Privilegió no desnudar sus habituales ripios defensivos por sobre una presión constante. Atacó cuando pudo. No cuando quiso.

Católica se vio hasta equilibrada en la noche de San Carlos. No se apresuró e incluso hizo caso omiso a algún murmullo en la tribuna. No se desesperó nunca.

Silva falló una ocasión increíble en la primera parte, pero supo recomponerse.

Los cruzados fueron capaces de sobreponerse a un arbitraje copero. No por lo bueno. Todo lo contrario. El peruano Haro, no condicionó el resultado, pero cobró puntillosamente y casi siempre en favor del más grande. Hasta fue amable con su coterráneo Paolo Guerrero. El delantero debió ser amonestado. El juez se hizo el desentendido.

Hubo rendimientos individuales altos. Indudablemente. Juan Carlos Espinoza fue el mejor. Otra vez. De cerca lo sigue Ricardo Noir. En la Copa Libertadores, el argentino ha mostrado sus mejores dotes. Sorprendente.

Otros no la pasaron tan bien. Fuenzalida no lució en ataque, pero trabajó bien lo defensivo. Santiago Silva no tuvo su mejor noche, pero volvió a marcar. Basta y sobra para el uruguayo.

Alfonso Parot sentenció la noche. Se entregó como siempre lo hace y se dio maña para "llevarse" a un brasileño antes que terminara el partido. El hombre de más, terminó por sentenciar una noche, en la que Mario Salas hasta se dio el gusto de hacer un cambio defensivo. Metió al chico Lobos por Noir. Impensando en otro momento de la carrera del comandante. Quizás sea una señal de madurez.

Paso importante para la UC en su intención por clasificar a los Octavos de Final. Una noche para atesorar. Fue una victoria inobjetable, inteligente y bien lograda.

Un triunfo de esos que no abundan para nuestros clubes últimamente y que pucha que nos hacen falta.

PRÓXIMOS PARTIDOS

ÚLTIMA FECHA

TABLA DE POSICIONES

NOTICIAS RECIENTES DE COLO COLO

    Noticia
    Noticia:

    Default

    ¡Gol!

    '