garces

El talquino fue contactado por clubes de países sudamericanos y Túnez, pero prefirió sacar adelante el proyecto deportivo que siempre soñó.

El talquino fue contactado por clubes de países sudamericanos y Túnez, pero prefirió sacar adelante el proyecto deportivo que siempre soñó.

Mucho más pendiente de la inauguración de su academia de fútbol en Talca que de la posibilidad de dirigir se encuentra por estos días el técnico Jorge Garcés.

El DT campeón con Santiago Wanderers el 2001 vive días de tranquilidad alejado del fútbol, aunque reconoce que le han llegado ofertas del extranjero por dirigir.

“Tengo más contactos afuera del país que acá. No acepté un par de ofertas en Perú, Paraguay y Túnez, porque estoy abocado a inaugurar mi academia de fútbol en Talca, me he enfocado mucho en ello y no acepté esas posibilidades”, señala.

La posibilidad de volver a dirigir en Chile la ve muy lejana. “Acá se hace difícil, hay mucho técnico extranjero y no necesariamente con grandes currículums; sin ir más lejos, Colo Colo y la ‘U’”.

“No soy quién para criticar porque no estoy trabajando, pero no me parece lógico que en los equipos grandes de nuestro país estén dirigiendo técnicos extranjeros sin currículum ni respaldo. Bielsa, Markarián y Pelusso eran técnicos que ganaron cosas, pero este muchacho que llegó a la ‘U’ llevaba seis meses cesante y había quedado afuera en un equipo de segunda división. El mismo caso de Colo Colo, el señor llegó cuando estaba en la peor etapa de Audax, aunque tiene un gran apellido”.

En su estilo, Garcés finaliza su análisis poniendo sobre la mesa todos sus logros. “Acá se olvida de que en el caso mío gané campeonatos, dirigí a la selección, salvé equipos, subí equipos. Pero bueno, yo generé anticuerpos porque me gustó usar corbata y porque en mi país siempre he dicho lo que pienso”.